miércoles. 24.10.2018 |
El tiempo

Aumenta por cuarto año consecutivo la satisfacción entre los ciudadanos con la Sanidad Pública

Aumenta por cuarto año consecutivo la satisfacción entre los ciudadanos con la Sanidad Pública

La valoración es más positiva entre las personas que utilizaron los servicios sanitarios públicos en 2017: la calificación de muy buena o buena asciende al 92,4 % de los usuarios de la Atención Primaria, el 86,3 % de quienes acudieron a Urgencias; el 87,7 % de los atendidos en consultas hospitalarias y el 93,65 % de quienes fueron hospitalizados.

El sistema sanitario público de Castilla y León ha obtenido una puntuación de 7,07 puntos en el Barómetro Sanitario, realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas y publicado hoy por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Es el cuarto año consecutivo de mejora en la valoración que hacen los ciudadanos y que sitúa a Castilla y León en el grupo de comunidades con un índice de satisfacción superior a 7; la media del Sistema Nacional de Salud (SNS) es de 6,68 puntos. El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha recordado que desde la publicación del Barómetro en 2002, la satisfacción de los ciudadanos de Castilla y León ha sido en todos los años superior a la media nacional.

La mayoría de los encuestados –un 72,1 %- considera que el sistema sanitario funciona bastante bien o bien; un 23,6 % expresa que el sistema sanitario necesita cambios fundamentales y solo un 2,9 % opina que nuestro sistema sanitario está tan mal que necesitaríamos rehacerlo completamente.

El índice de satisfacción mejora cuando se pregunta sobre los diversos servicios sanitarios y es superior en todos los casos a la media nacional: la satisfacción con las consultas de Atención Primaria se valora con 7,53 -media nacional de 7,33-; las consultas de especialistas hospitalarios con 7,14, frente al 6,79 de media de las comunidades autónomas; el ingreso hospitalario con 7,31 -6,85 es la media nacional- y las Urgencias con 6,50 –frente al 6,09-.

El Barómetro evalúa también el grado de satisfacción con diversos contenidos de la asistencia en los centros de salud, en las consultas hospitalarias y en la hospitalización. Concretamente, se pregunta sobre la valoración de los encuestados a los cuidados y la atención recibida del personal médico y del personal de enfermería; la confianza y seguridad que transmite el personal médico y el de enfermería; el tiempo dedicado por el médico o la médica a cada paciente; el conocimiento del historial de cada paciente; la información recibida sobre su problema de salud; el número de personas que comparten habitación -solo en hospitalización- o el equipamiento y medios tecnológicos existentes en los hospitales –también solo en hospitalización-. En todos estos aspectos y en todos los niveles asistenciales, el grado de satisfacción en Castilla y León es superior a la media nacional.

En estos 23 parámetros y en todos los niveles asistenciales -Primaria, Consultas Hospitalarias y Hospitalización- el grado de satisfacción en Castilla y León es superior a la media nacional.

Sáez ha destacado la importante valoración de los ciudadanos de Castilla y León del sistema público de Salud y ha señalado que aún es más importante conocer la opinión de quienes han utilizado la Sanidad pública en el último año. El Barómetro ofrece datos muy significativos sobre la valoración de quienes han sido atendidos por su médico de familia, por su especialista hospitalario, la atención recibida durante su hospitalización o en las urgencias.

Esta proporción de quienes han utilizado la sanidad pública y consideran la atención recibida como muy buena o buena sitúa a Castilla y León como primera comunidad autónoma en Atención Primaria, segunda comunidad tanto en Urgencias como en consultas hospitalarias y tercera en valoración por parte de quienes han sido hospitalizados en el último año.

El Barómetro incluye además numerosa información sobre otros aspectos: características sociodemográficas de los encuestados, receta electrónica y uso de medicamentos, opiniones sobre prohibiciones del consumo de tabaco o sobre el consumo de alcohol por los menores.

El consejero valorado muy positivamente los resultados del barómetro sanitario en Castilla y León, pues ponen de manifiesto que la satisfacción de los castellanos y leoneses con su Sanidad pública es elevada y ha mejorado en el último año. Y, lo que es más importante, la valoración de quienes han utilizado los servicios públicos, de los pacientes, es aún mejor y sitúa a la comunidad entre las primeras. Unos buenos resultados que se han logrado especialmente con el compromiso de los profesionales de la Sanidad, cuyo trabajo y profesionalidad también se refleja en los datos del Barómetro.

Estos resultados se suman a otros informes como los de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública o el Barómetro Sociológico Barocyl y ponen de manifiesto la fortaleza de la Sanidad pública de Castilla y León. En este sentido, Antonio María Sáez ha concluido que el compromiso de la Junta es mantener y mejorar el sistema público de Salud porque esa es una aspiración del conjunto de los ciudadanos.

De hecho, entre los ciudadanos encuestados, un 77,7 % aseguran que si ellos o algún familiar tuvieran que utilizar un servicio sanitario, elegirían un centro público en el caso de la Atención Primaria, y un 64 % lo haría en el caso de la Atención Hospitalaria; en ambos casos, es la tercera comunidad con un mayor porcentaje. En el caso de tener que ser ingresados, el 79,8 % elegiría uno de los hospitales públicos de Castilla y León, la segunda comunidad autónoma, por detrás de Asturias, con el porcentaje más alto en este indicador. También en la situación de tener que ser atendidos por los servicios de Urgencias, el 77,9 % de los encuestados elegiría un centro público, solo por detrás del Principado de Asturias.

Comentarios
Lo más