miércoles. 24.10.2018 |
El tiempo

EQUIPARACIÓN SALARIAL DE LOS FUNCIONARIOS DE PRISIONES

Topas, el centro penitenciario de España con mayor media de edad entre sus funcionarios

Topas, el centro penitenciario de España con mayor media de edad entre sus funcionarios

Esto, debido al déficit de personal existente, provoca un problema laboral para muchos de los trabajadores de la institución penitenciaria que comparten Zamora y Salamanca, ya que cada vez hay menos vigilantes de cara al interno. Es algo que Acaip ha hecho saber a la dirección del centro y a la Subdelegación del Gobierno.

Otro de los problemas que posee el Centro Penitenciario de Topas es, además del gran déficit de personal existente, cifrado en unas 110 personas por la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de las Instituciones Penitenciarias (Acaip), es la alta edad media de todos su funcionarios.

Y es que la institución, según detalla Valentín Ortiz, delegado sindical de Acaip, es aquella con “la media de edad más elevada de toda España”, con una horquilla de cerca del 75% de los trabajadores “entre los 50 y los 60 años”.

Una regeneración y rejuvenecimiento de plantilla que no llega ni a través de la oferta de empleo pública ni a través de los concursos de traslados, ya que este año apenas seis trabajadores se han incorporado al área de vigilancia, algo con lo que “no arreglamos nada, ni siquiera le ponemos un parche”, insiste el delegado sindical de Acaip.

Y es que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias “no viene cubriendo de manera general ni particular” las vacantes que va habiendo, lo que ha supuesto además que el Centro Penitenciario de Topas sea “el que tiene la media de edad más alta de todos los centro penitenciarios de España”, asegura Valentín Ortiz.

“Aquellos funcionarios que tienen 25 años de servicio y 57 edad pasan a la segunda actividad, dejan de hacer tareas, siguen yendo a trabajar, solo que en vez de cada al interno realizan tareas burocráticas en las áreas de oficina”, cuenta el delegado sindical de Acaip. “Porque, lógicamente, tienen ese derecho establecido en un Real Decreto y han dado media vida en estas casas, en el área de vigilancia”, por lo que obtienen “un puesto más cómodo y acorde a la edad que tienen”.

Valentín Ortiz pone el ejemplo de que “nadie en su sano juicio piensa que un policía, con 64 años va a correr detrás de los delincuentes de 25”, algo que hay que extrapolar a los centros penitenciarios”.

Las jubilaciones no son la causa principal del déficit, pero dejan vacantes que no se cubren

Igualmente, el delegado sindical de Acaip asegura que esas jubilaciones o traslado de áreas no son la causa principal del déficit de personal existente, pero se crean así vacantes que no se cubren. “Nunca han sido amortizadas ni cubiertas por la Secretaría General”, que asegura que la relación de puestos de trabajo de Topas “está cubierta”, algo que, como reitera Valentín Ortiz, “es mentira”.

De hecho, comenta que ahora hay 75 personas que antes trabajaban en el área de vigilancia y ahora están en las oficinas “porque tienen los requisitos cumplidos”, y esas plazas libres “no las han cubierto”. Así, ese déficit de 110 personas es “un documento vivo” que va en aumento, provocando así “una gravísima falta de personal denunciada por Acaip tanto a la dirección del centro como a la Subdelegación del Gobierno”, ya fuera con Javier Galán a la cabeza o con Antonio Andrés Laso. También se lo han comunicado a Ángel Yuste Castillego, secretario general de los Centros Penitenciarios.

Comentarios
Lo más