miércoles. 23.05.2018 |
El tiempo

“Y Zamora tomó el Cuartel” o cómo la unión ciudadana conquista objetivos

“Y Zamora tomó el Cuartel” o cómo la unión ciudadana conquista objetivos

Los zamoranos tendrán la oportunidad de rememorar uno de los acontecimientos históricos más significativos de la ciudad en la última década del siglo pasado, como fue el asalto al antiguo Cuartel Viriato, a través de la exposición "Y Zamora tomó el Cuartel", que se abría al público este martes en la sala de exposiciones de la Alhóndiga.

La sala de exposiciones de la Alhóndiga acogía este martes la inauguración de la exposición “Y Zamora tomó el cuartel” de los fotógrafos Luis Calleja, Julia Domínguez y Carlos Hernández. “Una pequeña gran historia de la conversión del antiguo cuartel Viriato en Campus Universitario, tras el abandono del recinto militar por el Ministerio de Defensa”, tal y como relata el hilo conductor de la exposición.

Precisamente, ese hilo conductor añade que “a raíz de la desocupación se suceden las conversaciones, con muchos altibajos, entre el Ayuntamiento de Zamora y el Ministerio de Defensa, que culminan con la toma y ocupación del cuartel por parte de colectivos zamoranos, y al posterior venta del recinto al Ministerio de Educación y la Universidad de Salamanca”.

La muestra recoge una selección de imágenes, unas ochenta en total, en una exposición que permanecerá abierta en esta sala de exposiciones entre el 15 de mayo y el 15 de junio de lunes a viernes de 11:00 h. a 14:00 h. y de 17:00 h. a 21:30 h.

El vicerrector de Política Académica y Participación Social, Enrique Cavero, y el director de la oficina del 8ª Centenario de la Universidad de Salamanca, Julio Cordero, acompañaron en la inauguración de la muestra al alcalde, Francisco Guarido, a la concejala de Cultura, Mª Eugenia Cabezas, el secretario de la Fundación Caja Rural, Feliciano Ferrero, así como la presencia de los fotógrafos de la muestra y algunos de los protagonistas de aquel acontecimiento, que fue el germen de la transformación de un antiguo recinto militar en desuso en el actual Campus Universitario.

Todos coincidieron en una moraleja en la que incidía el alcalde: “Lo que se demostró con este acontecimiento es que las luchas ciudadanas bien dirigidas, pacíficas y reivindicativas logran cosas que benefician a la ciudadanía”, exponía Francisco Guarido, que apoyaba aquel logro en cuatro pilares fundamentales: Ángel Bariego, Gabriel Gijosa, Antolín Martín y Agustín García Calvo. “Aquel capítulo en la historia de Zamora permitió que ahora la ciudad tenga unas de las mejores instalaciones universitarias de toda la comunidad”, zanjaba el vicerrector de Política Académica y Participación Social, Enrique Cavero.

Comentarios