miércoles. 23.05.2018 |
El tiempo

Recuerdo y silencio por los ciclistas fallecidos

Recuerdo y silencio por los ciclistas fallecidos

La “Marcha en Silencio” es una ruta organizada por Bici Zamora y que se celebra todos los años en todos los rincones del mundo en memoria de los fallecidos en accidente de bicicleta.

El buen tiempo acompañó este miércoles a los participantes en la “Marcha en Silencio”. Los ciclistas y biciusuarios que tuvieron la desgracia de encontrar la muerte o resultar gravemente heridos practicando esta actividad estuvieron en la memoria de la treintena de participantes de la marcha cicloturista.

Se iniciaba el recorrido en Plaza Mayor, donde se leía un pequeño texto “In memoriam”. Se continuará por Calle Ramos Carrión, Plaza Viriato, Calle Rúa de Los Francos, Calle Rúa de los Notarios, Plaza de la Catedral (sin parar), Calle Obispo Manso, Plaza de Arias Gonzalo, Plaza Fray Diego de Deza, Plaza de San Ildefonso, Arco de San Ildefonso, Calle Rúa de los Francos, Plaza de Viriato –sin vuelta--, Calle Ramos Carrión, Plaza San Miguel, Plaza Mayor (Paso directo), Calle Renova, Plaza Sagasta, Calle San Torcuato, Plaza de Alemania (giro derecha), Calle Alfonso IX, Plaza de la Farola, Plaza de la Marina Española (vuelta), Calle Ponce de Cabrera, Calle Santiago Alba Bonifaz, Calle Amargura, Avda. de las Tres Cruces, Calle Regimiento de Toledo (hasta final calle y giro a la derecha), Avda. Requejo, Calle Argentina, Calle Hernán Cortés, Avda. Reyes Católicos ( giro derecha), Avenida Requejo, Calle Regimiento de Toledo (giro izda.), Avda. Principe de Asturias, Plaza de la Marina (sin vuelta), Avenida Portugal, Calle de San Pablo, Calle Martínez Villergas, Calle San Andrés, y Plaza Mayor, donde, alrededor de las 21:30 concluía el acto y el recorrido.

“Ride of Silence” fue organizada por primera vez en el año 2003 (hace 14 años) por Chris Phelan después de que un ciclista, Larry Schwartz, muriese tras ser golpeado por el espejo exterior de un autobús escolar. Desde entonces el movimiento se ha extendido por todos los continentes, siendo el año 2008 cuando llegó a nuestro país por iniciativa de diferentes clubes y asociaciones. No es un acto reivindicativo sino un homenaje a los ciclistas heridos o fallecidos, así como de concienciación del uso compartido de las vías públicas (caminos y carreteras).

Comentarios