Tres años y nueve meses ha sido la pena acordada por la Audiencia Nacional para el ex vicepresidente de la Junta, Jesús Merino. Una pena por delitos de cohecho y blanqueo de capitales en concurso medial por un delito de falsedad continuada. Un hecho que "ha puesto a Castilla y León en el mapa de la corrupción". Esas han sido las palabras escogidas por los representantes de la oposición en su visita a Zamora con motivo del debate de la sanidad en la comunidad.

Palabras de José Sarrión (IU), Pablo Fernández (Podemos), Luis Tudanca (PSOE) y Luis Mitael (secretario de sanidad de Ciudadanos). Todos ellos han coincidido en que la comunidad ha terminado por situarse en el mapa de la corrupción y también ha existido pleno en la necesidad de "eliminar al Partido Popular del gobierno autonómico y nacional".

Opiniones vertidas por dirigente y representantes de la oposición en Castilla y León que se han "alegrado puesto que por fin se ha hecho un poco de justicia", con estas palabras Sarrión agradecía a Izquierda Unida su acusación particular y aseguraba que "España está gobernada por una auténtica organización criminal". Por su parte, Tudanca se dirigía directamente al presidente Juan Vicente Herrera lanzando la pregunta al aire de "a quién le iba a caer el marrón de dar explicaciones respecto a este caso".


Por último, Pablo Fernández, aseguraba que esta sentencia ponía sobre la mesa "como el Partido Popular es el partido más corrupto de Europa y aseguraba que la otra cara de la moneda era que "Rivera se ha convertido en el socio ineludible de Mariano Rajoy". Una percepción positiva de la sentencia de esta trama que también compartía Luis Mitael, como secretario de sanidad de Ciudadanos, aunque "aún quedan muchos asuntos que resolver en castilla y León.

Comentarios