jueves. 20.09.2018 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

El Grupo Vivir toma el mando del Zamora CF

El Grupo Vivir toma el mando del Zamora CF

En una abrumadora votación hacía el ‘sí’, los socios de número del Zamora Club de Fútbol apoyaron al Grupo Vivir para que desde este mismo instante tomen el mando del club y comiencen a gestionar la entidad. La intención es saldar las deudas con los acreedores en un plazo máximo de noventa días y configurar una plantilla de garantías para pelear por el ascenso de categoría.

El Grupo Vivir recibió el apoyo de la gran mayoría de los socios de número que acudieron a la asamblea extraordinaria del Zamora. En concreto, la votación encaminada a ratificar la entrada de este grupo inversor en la entidad acabó con 111 votos a favor, 4 en contra y 1 abstención. Una aprobación rotunda que responde al deseo que tiene el socio del Zamora de ver al club rojiblanco en una situación saneada en lo económico e ilusionante en lo deportivo. Situaciones, ambas, imposibles bajo el formato de club deportivo debido a que pese a las múltiples oportunidades nadie dio el paso definitivo para tomar las riendas del club.

Por eso, con la aprobación de convertir a la entidad en Sociedad Anónima Deportiva, tan solo quedaba ratificar al Grupo Vivir. Una ratificación que se desarrolló como se preveía, lo que ofrece a este grupo capacidad absoluta de gestión. Eso sí, confirmaron lo que ya explicaba este periódico hace días, mantendrán a la actual junta directiva hasta que se consume la conversión a SAD. Será una junta directiva con nulo poder decisorio pero que deberá velar porque se cumplan los acuerdos alcanzados.

El Grupo Vivir, que entró al salón de actos arropados por una ovación cerrada, se hará cargo de la deuda del Zamora, adelantando los 350.000 euros y pagando a los trabajadores y proveedores en un plazo máximo de noventa días. En este sentido, Alfredo Ruiz desveló que están muy cerca de desbloquear el tema Puma “porque el Zamora no puede estar, en ningún caso y por ningún motivo, en los tribunales”. Además, también se comprometen a configurar una plantilla para pelear por el ascenso, con Tornadijo como técnico. Igualmente, “en la medida de las posibilidades” existe el compromiso de mantener a los trabajadores.

También se firma una cláusula que compromete al Grupo Vivir a no mover al club de ciudad, a revertir beneficios en la cantera y a adquirir, al menos, el 60 por ciento de las acciones. “Queremos que la provincia se involucre y que adquiera el 40 por ciento restante”, aseguraba De Aldama, a la vez que advertía que si los zamoranos no completan ese porcentaje, el Grupo Vivir adquirirá el porcentaje necesario para que se cubra el capital social.

En definitiva, el Zamora comienza una nueva etapa con el Grupo Vivir como principal sostén y como gran esperanza de una afición deseosa de recuperar los laureles perdidos y anhelando por alcanzar cotas hasta ahora inimaginables.

Comentarios
Lo más