miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo

Una tromba de agua interrumpe la exhibición paracaidista y genera momentos de tensión

Una tromba de agua interrumpe la exhibición paracaidista y genera momentos de tensión
Una tromba de agua interrumpe la exhibición paracaidista y genera momentos de tensión

Algunos asistentes vieron cómo un paracaídas caía lejos de la zona acotada y el ajetreo de bomberos y Policía Local hizo pensar lo peor. No obstante, minutos después las autoridades confirmaron que se trataba de una campana que había soltado un paracaidista para evitar riesgos ante el aguacero que estaba cayendo y no se produjo ningún percance. Miles de zamoranos corrieron a resguardarse cuando tan solo se habían cumplido diez minutos de la exhibición.

Era una de las actividades más esperadas de las Ferias y Fiestas de San Pedro y apenas duró diez minutos. Fue el tiempo que respetó la meteorología a la Patrulla Paracaidista del Ejército del Aire, que afrontaba ilusionada su primera aparición en Zamora, como desvelaban la tarde previa en su contacto con el público zamorano en La Alhóndiga.

Miles de personas acudieron a los aledaños del Campo de la Verdad para ver la exhibición, aunque el público fue inferior al del año pasado con la Patrulla Águila, y es que muchos ya veían complicado que la meteorología respetase.

A las doce menos tres minutos comenzaba la exhibición. A sabiendas de que la lluvia se aproximaba, los tres primeros paracaidistas saltaban al vacío, segundos antes del horario oficial. El primero de ellos marcó el camino y puso pie sin problema en la marca ubicada en el Campo de la Verdad. Tras él, dos paracaidistas más desplegaban las banderas de Zamora y de la Patrulla Paracaidista del Ejército del Aire. Una vez que tomaban tierra, los asistentes estallaban en aplausos.

Y hasta ahí duró la parte ‘normal’ de la exhibición, porque los siguientes paracaidistas que saltaron ya lo hicieron cuando el chaparrón estaba empezando a cobrar fuerza. Pese a las adversas condiciones meteorológicas, con viento y un aguacero tremendo, los profesionales del paracaidismo tomaban tierra sanos y salvos, aunque sin poder realizar la exhibición prevista.

Es cierto que en ese salto se vivieron momentos de tensión entre los zamoranos asistentes al evento. Y es que se vio cómo un paracaídas se iba lejos de la zona acotada y el ajetreo de bomberos y Policía Local hizo pensar lo peor. Afortunadamente, minutos después las autoridades confirmaban que se trataba de una campana que había soltado un paracaidista para evitar riesgos ante el aguacero que estaba cayendo y no se produjo ningún percance. Para entonces, los miles de zamoranos que habían acudido a seguir el evento en directo corrían a resguardarse cuando tan solo se habían celebrado diez minutos de la exhibición.

Comentarios
Lo más