jueves. 24.10.2019 |
El tiempo

La Organización de Consumidores comienza una campaña contra las irregularidades de las clínicas dentales

La Organización de Consumidores comienza una campaña contra las irregularidades de las clínicas dentales
La Organización de Consumidores comienza una campaña contra las irregularidades de las clínicas dentales

Los usuarios que han pagado el tratamiento por adelantado son los más afectados por los cierres de las clínicas.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha puesto en marcha una campaña contra los abusos e irregularidades de las clínicas dentales. En los últimos años han proliferado una serie de cadenas de clínicas dentales que han puesto al alcance de muchos los tratamientos dentales. Sin embargo, la agresiva política de expansión y la baja calidad del servicio ha provocado multitud de problemas entre los consumidores.

Idental es el caso más reciente. Esta cadena venía acumulando una larga lista de problemas e irregularidades con los usuarios. Desde hace algunas semanas y de forma progresiva han ido cerrando prácticamente los 26 establecimientos que la cadena tenía abiertos en España, dejando a miles de usuarios con sus tratamientos a medias y una parte de ellos con créditos aun por pagar y reclamaciones por resolver.

Hay una gran variedad de situaciones entre los afectados. Los que ya han pagado su tratamiento y no lo han recibido o los que, además, están pendientes de reclamar por un tratamiento y servicio deficiente. Algunos, solicitaron un préstamo a través de la clínica dental en establecimientos de crédito al consumo, otros, pidieron el préstamo directamente a las entidades financieras. Todos los afectados de estas otras clínicas dentales podrán recibir información y ayudas sobre las diferentes posibilidades de reclamación a través del teléfono 900 907 447.

Además, para todos aquellos usuarios que en su día optaron por la financiación de sus tratamientos mediante préstamos que se les ofrecía en las clínicas Idental, OCU ha puesto a su disposición en su página web un modelo de comunicación a la empresa y las entidades financieras para que estas dejen de cobrar esos préstamos vinculados al servicio que ha dejado de prestarse. Ya que de acuerdo con la Ley, los consumidores pueden, en el caso de que el contrato de crédito esté vinculado a la prestación del servicio, ejercitar frente al prestamista los mismos derechos que tienen frente al proveedor del servicio y que dependiendo de su caso particular, le permitiría, desde obtener la devolución del importe pagado y/o dejar de pagar las cantidades pendientes, siempre y cuando hubiera reclamado previamente al proveedor del servicio y no hubiera obtenido la satisfacción a la que tiene derecho.

OCU denuncia que una vez más se produce una situación que deja desamparados a los consumidores por las dificultades de las diferentes vías de reclamación y advierte que las denuncias en el ámbito penal, más allá de depurar las posibles responsabilidades de las personas y entidades que han causado esta situación, no garantizan que los consumidores puedan recuperar el dinero que han pagado por sus tratamientos o las posibles responsabilidades en las que hayan incurrido. También, considera “más que difícil” que el más que previsible procedimiento concursal permita a los usuarios afectados recuperar su dinero. “La Ley coloca a los consumidores, que acceden al concurso, los últimos en la fila de los acreedores y la experiencia dice que será muy difícil recuperar el dinero”, señalan, al tiempo que explican que tampoco las denuncias en la vía administrativa tienen un efecto directo para los usuarios ya que las sanciones que pudieran imponer las administraciones no contemplan la compensación a los consumidores afectados.

Los problemas de los usuarios con las clínicas dentales han crecido de forma exponencial en los últimos años. Por todo ello OCU pide a las distintas administraciones implicadas una mejor regulación de la prestación de estos servicios que garanticen los derechos de los usuarios en casos de cierre como los sucedidos. Además, considera necesaria una campaña de inspección y mayores controles para garantizar que cuando un usuario acude a una clínica reciba un trato adecuado y profesional, así como una modificación de los procedimientos concursales en beneficio de los consumidores afectados.

Comentarios