miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo

La Junta activa medidas sanitarias preventivas ante las altas temperaturas y la salmonelosis

La Junta activa medidas sanitarias preventivas ante las altas temperaturas y la salmonelosis

La Consejería de Sanidad ha establecido una serie de recomendaciones para la prevención de problemas derivados del aumento de las temperaturas y las intoxicaciones alimentarias, circunstancias habituales durante la temporada estival. El objetivo es garantizar la protección de la salud, tanto individual como colectiva, y dar respuesta a este tipo de situaciones propias del verano.

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Sanidad, ha desarrollado una serie de políticas encaminadas a prevenir y controlar los problemas típicos del verano, como son el aumento de las temperaturas o las intoxicaciones alimentarias. La campaña, que es continua, se intensifica a lo largo de toda la temporada estival hasta el 30 de septiembre.

El Plan Estival 2018 aborda la vigilancia e inspección a las actividades y condiciones propias de los meses de verano, así como la información y el compromiso de todos con la salud pública y la reducción de riesgos alimentarios y ambientales. En este sentido, los Servicios Veterinarios y Farmacéuticos se encargan de realizar controles oficiales sobre alimentos y empresas alimentarias.

Asimismo, la Consejería de Sanidad recuerda a los ciudadanos la importancia de adoptar medidas frente a las altas temperaturas y a posibles golpes de calor. La información al respecto se encuentra recogida de forma clara y extensa en el portal sanitario de la Junta de Castilla y León en internet, que incluye consejos ante la exposición al sol, olas de calor y niveles de alerta.

Seguridad alimentaria

La provincia de Zamora cuenta con 3.845 industrias y establecimientos alimentarios sobre los que en 2017 se realizaron 7.338 unidades de control del cumplimiento de la legislación alimentaria. Estas inspecciones se realizan con regularidad y con la frecuencia adecuada al riesgo que presentan las empresas en función de la actividad que desarrollan, las características de los productos, el ámbito de comercialización de los alimentos, la población de destino o el estado sanitario del establecimiento, entre otros factores.

Los controles consisten en la comprobación de las instalaciones, de los equipos de trabajo y medios de transporte utilizados, además de las condiciones generales de higiene, de la gestión de los residuos generados, del estado de los productos utilizados, el etiquetado, la formación de los manipuladores de alimentos, la trazabilidad o el empleo de materiales en contacto con los alimentos.

Intoxicaciones

La Consejería de Sanidad recuerda la necesidad de poner en marcha actuaciones preventivas que eviten el brote de intoxicaciones alimentarias frecuentes en la temporada estival. La salmonelosis es la más habitual y está asociada a ciertos alimentos como los huevos, mayonesas, agua, carne de aves, etc. En 2017, desde el Servicio Territorial de Zamora se investigaron tres brotes relacionados con el consumo de alimentos. Para evitarla es conveniente seguir los siguientes consejos:

  • No comprar huevos sucios, rotos o sin fecha de consumo.
  • Refrigerar las carnes y pescados lo antes posible tras la compra, evitando que las carnes escurran sobre otros alimentos.
  • Extremar las precauciones al preparar la comida, no rompiendo el huevo en el borde de los recipientes donde los vaya a batir ni separar la yema de la clara con la propia cáscara del huevo.
  • Cuajar bien las tortillas.
  • Separar alimentos crudos de los cocinados para evitar la contaminación cruzada, manteniendo refrigerada la comida preparada con antelación.
  • Ser exigente con la higiene personal, especialmente con los niños, que deben lavarse las manos después de jugar con sus mascotas.
Comentarios
Lo más