domingo. 22.07.2018 |
El tiempo

UPA-COAG pide retomar la quema de rastrojos

UPA-COAG pide retomar la quema de rastrojos

Solicita a la Junta que retome las acciones que sean necesarias para la medida al ser la única alternativa viable la masiva utilización de químicos, más perjudicial para el medio ambiente.

La Alianza UPA-COAG solicita a la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León retomar las "medidas necesarias para que de nuevo se permita la quema de rastrojos como medida fitosanitaria" en Castilla y León.

"Resultaría incomprensible que los agricultores tuvieran que recurrir al empleo de químicos, por un lado, por resultar una medida medioambientalmente menos sostenible que las quemas controladas, y por otro lado, por no resultar en buena parte de las comarcas agrarias de nuestra Comunidad"

Además, y desde el punto de vista de la contaminación ambiental, añade la organización resultaría moralmente incoherente que se prohibiera el uso del fuego cuando se utiliza como herramienta de gestión para la producción de alimentos, en tanto se permite e incluso fomenta su uso lúdico y festivo por todo el territorio nacional, precisamente durante la época de mayor riesgo de incendios, la estival, y sin que nos conste que grupo ecologista alguno se posicione en contra".

Entre las razones que la Alianza UPA-COAG aduce para pedir retomar la quema es que la campaña actual de cultivos herbáceos se está "caracterizando por una climatología con unos registros de temperaturas y humedad, motivada por las frecuentes precipitaciones, que van a ocasaionar una insoportable presión de plagas y enfermedades, tanto desde el puento de vista económico como de la pura gestión técnica al dificultarse notablemente la realización de labores".

La organización agraria es consciente de que la quema de rastrojos tiene carácter "excepcional" y que no busca otra cosa que "compatibilizar las actividades socieconómicas del mundo rural con la protección más sostenible que se puede ser capaz de ofrecer de forma viable al medio ambiente".

No obstante, recuerda que la Junta aprobó en 2016 una normativa que permitió la quema de rastrojos como medida fitosanitaria para prevenir las "cada vez más frecuentes plagas, incluidas las malas hierbas, y enfermedades en los cultivos". También, la anulación de la práctica con motivo de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León dictada tras el recurso presentado por un grupo ecologista.

UPA-COAG también recuerda, por último, que el fuego ha sido "tradicionalmente empleado como medida fitosanitaria y dentro del correcto uso ha permitido la actual biodiversidad que aún pervive en nuestros campos, mucho mayor que la del resto de países de nuestro entorno".

Comentarios
Lo más