viernes. 19.10.2018 |
El tiempo

Universidad

Enrique Cabero: “Seguiremos trabajando para que la USAL crezca cada vez más”

Enrique Cabero: “Seguiremos trabajando para que la USAL crezca cada vez más”

Enrique Cabero fue el designado por el nuevo rector como el encargado del VIII Centenario del Estudio salmantino. Una efeméride que no finalizará el 31 de diciembre de este año, sino que se prolongará en el tiempo para que la institución siga creciendo como hasta ahora.

Uno de los hombres fuertes del equipo de gobierno de Ricardo Rivero al frente de su etapa como rector ha sido y es Enrique Cabero. Con gran experiencia como vicerrector, además de encargarse de un Vicerrectorado de nueva creación, como es el de Política Académica y Participación Social (que deja bien claras las intenciones del equipo de gobierno de mejorar la cooperación ciudadana), fue también designado como responsable del VIII Centenario.

Un VIII Centenario de la Universidad de Salamanca que, como explica Enrique Cabero en una entrevista a SALAMANCA24HORAS, no se frenará el 31 de diciembre de 2018, sino que el curso 2018/2019 será el ‘Curso 800’ de la USAL (así como de las universidades españolas y de las universidades en español), por lo que se aprovechará la efeméride para seguir creciendo en todos los ámbitos posibles.

Una valoración de estos ocho meses que lleva al frente el nuevo equipo de Gobierno.

Hago una valoración muy positiva. Han sido ocho meses de trabajo muy intenso, de mucha participación de los miembros de la comunidad universitaria en un año singular, como es el del VIII Centenario; de una colaboración interinstitucional muy fructífera, con las entidades locales, ayuntamientos y diputaciones provinciales en las provincias que tiene presencia la Universidad de Salamanca, muy destacadamente el Ayuntamiento de Salamanca, que se ha implicado mucho en el VIII Centenario; con la Junta de Castilla y León; y con el Gobierno de España.

Es una valoración positiva también en lo que se refiere a la implicación de la ciudadanía de Salamanca, de otras ciudades donde tenemos centros, de organizaciones empresariales o sindicales… En definitiva, está siendo un año muy especial que ha tenido por ello y que sigue teniendo una repercusión grande fuera de Salamanca, en el resto de España y en otros países.

Poco a poco se van cumpliendo objetivos marcados en campaña, como puede ser la renovación y el rejuvenecimiento del PDI.

No es competencia de este Vicerrectorado y no me atrevo, quizá, a hacer valoraciones que debería hacer el vicerrector de Profesorado (José María Mínguez). Pero el rector lo dejó muy claro, naturalmente, y ese es uno de los grandes objetivos para este mandato.

Ya está publicada en el Boletín Oficial del Estado la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), que era una pieza clave para articular los nuevos programas. Y tanto desde el Vicerrectorado de Profesorado como desde el Vicerrectorado de Posgrado y Planes Especiales en Ciencias de la Salud, en lo que se refiere a la plantilla de personal vinculado, se han ido formulando propuestas. Hay otras que están pendientes y este pasado Consejo de Gobierno de la USAL ha adoptado acuerdos en esa línea de consolidación, incremento y rejuvenecimiento de la plantilla.

Centrémonos en el VIII Centenario. Por fin llegó su año natural, el 2018. 800 años de la Universidad de Salamanca.

Sí, en un acontecimiento que, al final, también por decisión de la Ley de PGE, va a quedar estructurado de la siguiente manera. Hubo una etapa prólogo, y de alguna manera todo ese período preparatorio condujo a la inauguración del curso actual, 2017/2018, el curso que dio pie después a la conmemoración del año 2018 como año del VIII Centenario. Y ahora se ha ampliado la conmemoración, por la Ley de Presupuestos, y el curso 2018/2019 será el ‘Curso 800’.

Dentro de este VIII Centenario, iniciamos el curso 800 en las universidades españolas y queremos que ese próximo curso siga consolidando los objetivos que se han ido cumpliendo a lo largo de 2018 y siga, sobre todo, incrementándose la participación de la comunidad universitaria, de la participación ciudadana, de la participación institucional y empresarial en una Universidad cada vez más relanzada y más participativa.

¿Se van a seguir realizando actos, eventos y congresos con tanta asiduidad como se están haciendo este año?

Ya empiezan a articularse decisiones y propuestas en ese sentido. El ‘Curso 800’ va a ser distintos por sus características a lo que será todo el año 2018. Pero también en el ‘Curso 800’ va a estar muy presente la apuesta por el valor y el relanzamiento de las distintas dimensiones de la Universidad de Salamanca en el ámbito docente e investigador.

También en el ámbito cultural y de participación social y, por tanto habrá una programación, no idéntica, porque no tendría sentido, sino una programación que va a continuar con todas las políticas y los ejes centrales de la Universidad. De lo que se trata, sobre todo, es que la USAL siga creciendo en su calidad, siga creciendo en su dimensión y sea, cada vez, una universidad más útil al servicio público.

Los beneficios fiscales también se han prolongado hasta 2020.

Se han prolongado ya, por ley, hasta el 30 de abril de 2020. Al igual que el acontecimiento, porque van de manera pareja.

Imagino que para la USAL también es un aspecto muy importante.

Es muy importante, por eso la Universidad lo solicitó y, felizmente, primero el Gobierno y luego el Parlamento han sido sensibles a esta propuesta y se han ido a la máxima ampliación posible, que es un año y medio más, y permite consolidar muchas líneas. Porque el VIII Centenario, en sí mismo, no es el objetivo. El VIII Centenario es una conmemoración, y lo que interesa más, naturalmente, todas las líneas de futuro que se han ido gestando durante este año y seguir creciendo como universidad.

La Universidad de Salamanca quiere crecer en número de estudiantes, quiere crecer en plantilla, en presupuesto, en proyectos de investigación, y quiere crecer en su afán de ser un servicio público, no sólo ya para la formación, sino también para la transferencia del conocimiento, la generación de nuevas iniciativas empresariales, la posibilidad de fomentar el empleo y el emprendimiento… Y todo eso necesita el ‘Curso 800’ para seguir consolidando objetivos.

Siempre se ha dicho que la USAL uno de los motores económicos principales de las ciudades donde está asentada. A raíz de este VIII Centenario, ¿ha cobrado más fuerza?


Hay un informe que hizo un grupo de economistas, liderado por el profesor Rafael Muñoz de Bustillo, que puso de relieve hace unos años, a propuesta del Consejo Social, la gran incidencia de la Universidad en el entorno territorial inmediato, en la propia Comunidad Autónoma, y es muy alta, evidentemente.

Con este acontecimiento queremos que crezca también esa influencia. Este está siendo un año muy positivo. Pero no basta con que sea sólo este año. Lo que queremos es consolidarlo con lazos permanentes también con empresas. El patrocinio, en sí mismo, es muy interesante, pero es mucho más interesante poder generar proyectos conjuntos con las empresas que se han aproximado a la Universidad y que están colaborando y que están muy implicadas en nuestros proyectos.

Algo que le pueda faltar al VIII Centenario.

Ahora mismo está configurado toda la organización, las previsiones normativas… Lo que queremos es seguir abriendo la Universidad cada vez más a la participación, por supuesto, de los miembros de la comunidad universitaria, pero más a la participación ciudadana, la participación social. De hecho, en este mandato rectoral, este Vicerrectorado en concreto, y así lo quiso el rector, es de Política Académica y Participación Social.

Queremos crecer en ese ámbito, que no debe ser ajeno a otras universidades sino todo lo contrario, y que cada vez esté más abierta, más vinculada y más al servicio de la sociedad. Porque es a lo que nos debemos. Somos un servicio público y, por tanto, todo lo que podamos hacer por nuestro entorno territorial inmediato pero, en general, por la sociedad, y la Universidad de Salamanca no tiene fronteras, debemos hacerlo.

¿Pero se puede pedir una mayor participación de las administraciones públicas o empresas privadas?

Siempre se puede pedir. Pero seguiremos trabajando para que la USAL crezca cada vez más y crezca esa participación de todos. Pero, evidentemente, lo que tenemos es que agradecer, porque este punto no es fácil que se dé, y se ha dado, esa gran implicación ciudadana y empresarial en el proyecto. Ya se ha dado pero queremos crecer, por supuesto.

Comentarios
Lo más