jueves. 13.12.2018 |
El tiempo

La matriculación de turismos crece en Zamora casi un 5% en los primeros siete meses del año

La matriculación de turismos crece en Zamora casi un 5% en los primeros siete meses del año

El mes de julio resultó ser un buen mes para el sector con un crecimiento de más del diez por ciento en las matriculaciones en la provincia de Zamora.

Las matriculaciones de turismos crecieron un 9,2% en la comunidad durante los primeros siete meses del año, tomando como referencia el mismo periodo del año 2017. En concreto se han matriculado hasta julio 23.462 turismos. Si únicamente se tienen en cuenta los datos del mes de julio, las ventas en la comunidad también notaron un incremento, en este caso más alto, concretamente del 16,3 por ciento y se alcanzaron los 3.932 coches.

Se trata de unos datos ofrecidos por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) que también publica datos provincializados. De esa forma se puede comprobar cómo los datos de la provincia de Zamora también son alentadores. Así, las matriculaciones de turismos crecen en Zamora casi un 5% en los primeros siete meses del año pasando de 1.269 matriculaciones de 2017 de enero a julio, a las 1.329 de este curso. Tomando los datos mensuales, el incremento es mayor, del 10,89 por ciento, habiéndose matriculado 224 turismos, por los 202 de julio de 2017.

Noemi Navas, Directora de Comunicación de ANFAC, explica: “Julio mantiene la tónica positiva que suelen registrar los meses estivales, con los desplazamientos vacacionales impulsando las ventas en el canal de particulares a ritmos más altos de lo que se venían registrando en meses anteriores. Además, la próxima entrada en vigor, el 1 de septiembre, de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP está motivando políticas comerciales beneficiosas para los consumidores para acabar con los stocks. Sin embargo, este crecimiento de las ventas no va en paralelo con una mayor renovación del parque automovilístico. La tasa de bajas por vehículo nuevo ha caído del 59% a finales de 2017 al 53% en el primer semestre. Solo se achatarra un automóvil por cada dos nuevos que se venden y esto supone un envejecimiento cada vez mayor de los coches que circulan. Las tecnologías más eficientes no están llegando al mercado. Además, las informaciones y manifestaciones al respecto del diésel están provocando una caída en picado de las ventas, cuando los vehículos diésel nuevos tienen unas emisiones de NOx y partículas similares a los vehículos gasolina y muchas menos emisiones de CO2. Pierden 13 puntos porcentuales de cuota de mercado respecto del mismo mes del año pasado. Esta reducción tan drástica puede tener un severo impacto en la industria y en el sector, además de la incertidumbre que se está generando en el cliente a la hora de elegir modelos y motorizaciones”.

Según el director de Comunicación de GANVAM, Elías Domingo, “el canal de empresa sigue siendo el que más crece. De hecho, prácticamente duplica en ritmo de crecimiento al canal de particulares. Todo esto a pesar de que las concesiones de créditos al consumo se están disparando, lo que debería ser un acicate para las compras. Esto es sintomático de que si se quiere impulsar el protagonismo de los particulares, que es donde debe estar el grueso de las operaciones de un mercado sano, y se quiere cumplir el objetivo de tener una movilidad realmente sostenible hay que repensar un plan de achatarramiento que incentive el cambio de coche y ayude a reducir el impacto medioambiental de un parque que supera los 12 años de media. De lo contrario, a este ritmo, la antigüedad seguirá subiendo como mínimo hasta 2020”.

Raúl Morales, director de comunicación de FACONAUTO, “Las ventas de coches en julio se han comportado de manera positiva, confirmando que estacionalmente es un buen mes para el automóvil, en todos los canales de comercialización, particularmente en el de empresas, donde ya se empiezan a notar las automatriculaciones que están haciendo los concesionarios para hacer frente a la entrada en vigor del nuevo protocolo de homologación de emisiones, el WLTP, el próximo 1 de septiembre. Pese a las buenas cifras, hay un dato muy negativo: las adquisiciones de coches diésel por parte de familias y particulares cayeron casi un 40% en julio, y su peso ha caído a sólo un 20% de todas las matriculaciones hechas en este canal de comercialización. En los otros dos canales, el de empresas y el de “rent a car”, el diésel todavía mantiene el tipo, aunque también nota la desaceleración. Está claro que el clima creado en el último mes alrededor de esta tecnología ha tenido un impacto inmediato y muy negativo en la percepción que tiene el comprador. También es evidente que la situación tendrá repercusiones a medio plazo. Habrá que ver cómo se traduce en la producción de las fábricas de coches presentes en España o cómo, con toda probabilidad, se seguirán “disparando” las emisiones medias de los coches matriculados de aquí a final de año”.

Comentarios
Lo más