jueves. 13.12.2018 |
El tiempo

CCOO no apoya la huelga indefinida de médicos interinos de Atención Primaria en Castilla y León

CCOO no apoya la huelga indefinida de médicos interinos de Atención Primaria en Castilla y León

Desde CCOO consideran que esta convocatoria "no está justificada por cuanto los motivos de la misma no se corresponden con la realidad de estos profesionales". 

Comisiones Obreras de Castilla y León, a través de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios (FSS-CCOO CyL), respeta pero no comparte la convocatoria de huelga parcial indefinida dirigida a los médicos interinos funcionarios de Atención Primaria de Castilla y León. Respetando, como no puede ser de otra manera, el ejercicio de la huelga por parte de quienes se sientan perjudicados en sus derechos laborales, ante esta convocatoria de huelga a partir del pasado día 1 de agosto, desde CCOO consideramos que la citada convocatoria no está justificada por cuanto los motivos de la misma no se corresponden con la realidad. No hay que olvidar que durante los últimos 25 años se han producido 5 convocatorias autonómicas de oposiciones para médicos de Atención Primaria, además de una convocatoria nacional.

No es cierto, como dice el comunicado de prensa en que se anunciaba la huelga parcial indefinida, que se pretenda implantar un nuevo modelo asistencial desmantelando los consultorios locales, lo que tendría que tener un amplio debate en las Cortes Regionales y en la sociedad. Tampoco es verdad que peligren los puestos de trabajo de los médicos interinos funcionarios en una Comunidad en la que hacen falta médicos. Lo que realmente significa es que como mucho podrán ser trasladados, como sucede en cualquier concurso de traslados, pero nunca ninguno de estos profesionales se quedaría sin trabajo.

Desde CCOO no compartimos que estos profesionales médicos interinos funcionarios pretendan hacerse protagonistas únicos de la asistencia sanitaria en Atención Primaria; esta asistencia también ha venido siendo prestada por médicos estatutarios y por otros profesionales de otras categorías: enfermería, matronas, fisioterapeutas, trabajadores sociales… En consecuencia, no compartimos estos y otros mensajes excluyentes hacia la asistencia sanitaria, hacia quienes se preparan las correspondientes oposiciones y hacia los profesionales más jóvenes, a los que con su exigencia pretenden cerrar el paso.

Para CCOO la exigencia de este colectivo a la hora de elaborar una ley en las Cortes de Castilla y León, como se ha explicitado en algún medio de comunicación de la Comunidad, que les permita obtener la plaza mediante un concurso de méritos implica un importante agravio comparativo con quienes, a lo largo de estos años, se han esforzado en prepararse las distintas oposiciones convocadas.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que con esta exigencia se está pidiendo que se incumpla la legalidad que exige que el acceso a la función pública respete los principios de igualdad, mérito y capacidad. En la misma línea, durante este pasado mes de junio se ha firmado un acuerdo con la Junta de Castilla y León ratificando que la provisión de plazas en todo el ámbito de la misma se realizará mediante el sistema de concurso-oposición, lo que confirmaría a éste como el único sistema válido para la provisión de plazas con carácter fijo también en las instituciones sanitarias.

CCOO entiende que la situación actual no se corrige mediante procesos de consolidación, sino que resulta necesario ajustar el número de plazas que garanticen la correcta asistencia sanitaria en todo el territorio de nuestra Comunidad Autónoma.

Contradicciones serias por parte de las organizaciones convocantes de la huelga

La intención de Sacyl de modificar el régimen jurídico de sus médicos, pasando de ser funcionarios a ser estatutarios, es el resultado de un acuerdo al que se llegó en una mesa sectorial en el mes de mayo del año 2002, siendo firmado por todos los sindicatos de la misma, incluido en aquel momento USCAL-SIMECAL, convocante de esta huelga.

Esta apuesta por el régimen estatutario ha sido torpedeada mediante distintos recursos judiciales primero por USCAL-SIMECAL, luego por USAE, coalición que englobaba a SIMECAL y liderada por este sindicato, y actualmente por SIMECAL, lo que no deja de ser una contradicción difícil de explicar, más teniendo en cuenta que ambos regímenes jurídicos conllevan las mismas funciones y se rigen en todos los aspectos por el Estatuto Jurídico del Personal Estatutario de Castilla y León. De hecho, y fruto de aquel acuerdo, en noviembre de 2006 se publicó la primera convocatoria, que permitió la estatutarización del resto de categorías sanitarias y no sanitarias, sin consecuencias adversas para ninguno de los profesionales afectados, ni para la asistencia sanitaria.

La convocatoria de esta huelga parcial indefinida dice ir dirigida a todos los médicos de Atención Primaria, incluyendo funcionarios fijos, estatutarios y médicos de área, todos ellos metidos con calzador en su convocatoria. Sin embargo, en estos días distintas asociaciones de médicos de familia y los médicos que han aprobado la última oposición de Sacyl (profesionales estos últimos, que han tenido que optar por plazas de Área, pues las de titular estaban ocupadas por funcionarios interinos), se han manifestado claramente en contra de la huelga.

Tampoco entendemos la franja horaria de la huelga, pues no coincide con los horarios de los centro sanitarios donde desempeñan su trabajo. Seguramente será para garantizar la asistencia de los pacientes a primera hora de la mañana y de la tarde. Cuestión que sería justo agradecer a los propios convocantes.

La convocatoria de esta huelga parcial indefinida no responde a intereses sanitarios de la población de Castilla y León, a la que convierten en rehén de la misma, sino a determinados intereses particulares, entre los que sin duda se encuentra comenzar su particular campaña para las futuras elecciones de Sacyl y tratar así de incrementar su escasa representación en este ámbito.

Comentarios
Lo más