sábado. 18.08.2018 |
El tiempo

Desciende la criminalidad en Zamora durante el primer semestre del año

Desciende la criminalidad en Zamora durante el primer semestre del año

En los primeros seis meses del año se han registrado 2.229 infracciones penales en la provincia de Zamora, un 3 por ciento menos que el curso pasado; mientras que en la capital se han cometido 931 infracciones penales, lo que supone un descenso del 4,2 por ciento con respecto a 2017.

El Ministerio del Interior ofrecía en las últimas horas el balance de criminalidad correspondiente al segundo trimestre del año. En este balance, Interior ya acumula los datos de los seis primeros meses del año 2018. De esta forma, se puede comprobar la evolución de los datos con respecto al curso pasado, tanto en la provincia como en la capital zamorana. En ambos casos, los datos globales son positivos, ya que las infracciones penales han descendido tanto en el cómputo total de la provincia como en la capital.

Empezando por Zamora capital, durante el primer semestre de este año se produjeron 931 infracciones penales, lo que supone un descenso del 4,2 por ciento con respecto al 2017, cuando se habían contabilizado hasta esa fecha un total de 972 infracciones. Los mayores descensos llegaron en los robos con fuerza en establecimientos, en hurtos y en sustracción de vehículos; mientras que los aumentos más pronunciados se registraron en robos con fuerza en domicilios, delitos de lesiones y en tráfico de drogas.

Por su parte, en los primeros seis meses del año se han registrado 2.229 infracciones penales en la provincia de Zamora, un 3 por ciento menos que el curso pasado, cuando se contabilizaron 2.297. En este caso, los capítulos que más descendieron fueron los concernientes a las agresiones sexuales con penetración, los robos con fuerza en establecimientos, los hurtos y la sustracción de vehículos. En el lado contrario, aquellos delitos que crecieron en este semestre con respecto al mismo periodo de 2017 fueron los delitos de lesiones, delito contra la libertad sexual y el tráfico de drogas.

Comentarios