jueves. 15.11.2018 |
El tiempo

Aumenta la remuneración pero cae el poder adquisitivo de los trabajadores en más de 400 euros

Aumenta la remuneración pero cae el poder adquisitivo de los trabajadores en más de 400 euros

El salario creció en un 1,1% pero la inflación de la evolución del salario medio muestra una caída del 2,3%. Desciende claramente el número de parados de larga duración y aumentan aquellos que reciben una prestación.

El Grupo Adecco ha vuelto a publicar el Monitor de Oportunidades y Satisfacción que se basa en la reumneración, seguridad laboral, oportunidades de empleo y desarrollo profesional, la conciliación entre la vida personal y la profesional y la conflictividad laboral.

De esta manera, en Castilla y León, la puntuación global se ha situado en 5,7 puntos, lo que supone una mejora del 5,9% de manera interanual y la puntuación más alta de desde diciembre de 2008, situándose en octavo lugar por detrás de Navarra, Baleares, Comunidad de Madrid, Cantabria, Aragón, Asturias y la Comunidad Valenciana, aunque una décima por detrás de la media nacional.

Sin embargo, pese a ello, sigue teniendo debes como, por ejemplo, en la remuneración. En este último Monitor ha aumentado el salario ordinario un 1,1% y 17 euros hasta los 1.482 euros mensuales. Por su parte, la inflación de la evolución del salario medio en Castilla y León ha mostrado una nueva caída de un 2,3%. Esto indica que la pérdida supone que el asalariado medio tiene, al cabo de un año, 419 euros menos en su bolsillo de los que tenía hace dos años.

De hecho, solo dos autonomías cuentan con incrementos en este apartado como son Asturias y Navarra, donde la ganancia del poder de compra es de 199 y 20 euros, respectivamente. En el extremo opuesto, siete regiones acumulan quebrantos en la capacidad de compra de sus respectivos salarios medios de más de 500 euros anuales como son la Región de Murcia, La Rioja, Andalucía, País Vasco, la Comunidad de Madrid, Aragón y Castilla-La Mancha.

Seguridad en el empleo

Por otra parte, en Castilla y León se ha alcanzado la cifra más baja de parados de larga duración desde junio de 2011 con 48.800 en lo que son, además, la mitad de la que se registraba en el final de 2014.

De hecho, la proporción de parados de larga duración ha disminuido en todas las comunidades autónomas. En Castilla y León, el descenso interanual es de 2,2 puntos, aunque son las Islas Baleares las que cuentan con una menos proporción, por debajo del 20%. En Castilla y León, este porcentaje sube hasta el 36,7%.

La reducción del paro de larga duración conlleva, además, un aumento de la proporción de parados que cobra dicha prestación. De esta manera, un 57,7% de los parados percibe una prestación en el total de España, mientras que en Castilla y León la variable se recupera a un ritmo similar encontrándose en el 57,5% frente al 47,5% de 2015.

Comentarios