martes. 18.09.2018 |
El tiempo

Balonmano | Honor Plata

La hinchada sigue fiel al Balonmano Zamora

La hinchada sigue fiel al Balonmano Zamora

Primera jornada liguera después del descenso de categoría y el pabellón Ángel Nieto volvía a vibrar con su equipo. En torno a setecientas personas no se quisieron perder el estreno de los zamoranos en Honor Plata y arroparon a un plantel que por momentos hizo disfrutar al respetable.

Ni el descenso de categoría, ni las dudas de pretemporada, ni el cambio, ni el calor. El Balonmano Zamora contó en el inicio del campeonato con cerca de setecientos fieles en los graderíos del Ángel Nieto que no quisieron perderse el retorno de la competición. Una cifra de hinchas que bajará o sobre todo subirá en función de los resultados y de las primeras sensaciones que transmita el equipo.

Con un calor sofocante, los aficionados se mostraron ansiosos por ver el rendimiento de un equipo que despertó incertidumbre en la pretemporada. Además, había ilusión por conocer a los nuevos fichajes, vistos fugazmente en el amistoso del Memorial Manuel Camba, y también el nuevo libro del entrenador, Leo Álvarez.

La afición dudó en los albores del choque, se desesperó con las primeras pérdidas, entró en una locura con el tramo central del primer acto en el que los equipos se lanzaron arriba sin cabeza y acabaron serenos con el bocinazo del intermedio. El descanso sirvió para salir del recinto y respirar un poco de aire y volver a entrar. Ahí es donde más disfrutó la afición. Una afición que enloquece con el juego rápido, vertical, y repleto de contragolpes.

La hinchada se vino arriba con el parcial que rompió el partido, aplaudió a los nuevos fichajes y también agradeció la continuidad de las ‘vacas sagradas’. Con una ‘ola’ y una sonora ovación acababa el partido. El lunes, en el trabajo, los asistentes pregonarán a sus amigos que el balonmano ha vuelto, que la historia continúa.

Comentarios
Lo más