jueves. 13.12.2018 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

Movilla: “Me gustan los retos ambiciosos y más que presión siento pasión por este reto”

Movilla: “Me gustan los retos ambiciosos y más que presión siento pasión por este reto”

El nuevo entrenador del Zamora CF, David Movilla, atendía a los medios de comunicación en su primera rueda de prensa en el cargo. El técnico vasco desgranaba varias cuestiones relevantes de cara a los objetivos marcados. Dejó claro que “nadie asciende a Segunda División B en noviembre”, haciendo un llamamiento a la tranquilidad.

Motivos de aceptar el cargo. Lo primero cuando se empiezan los contactos siempre te llama la atención que sea un equipo de capital de provincia. A eso se une que este club tiene bastante historia. En tercer lugar no solo tener buenos futbolistas sino sobre todo el que existan los medios adecuados para optimizar el rendimiento deportivo. Todo eso me hace creer en la palabra proyecto. Otras veces no hay nada detrás de esa palabra pero aquí sí lo hay. Se están creando las condiciones adecuadas para ello.

Relación con Villafañe. Mi primer contacto con César vi que estábamos hablando en términos similares, aprecié una sintonía muy parecida a la hora de concebir el fútbol y cómo funcionar en equipo. Y sentí que era una persona con pasión, como yo. Me sentí identificado con él y ha sido un aspecto importante para mí. Soy un entrenador de proyectos y creo que este proyecto tiene las bases suficientes para crecer con él de la mano.

Conocimiento de la plantilla. Tenía bastante conocimiento ya del Zamora y vi aspectos positivos, aunque también una línea de mejora clara en ciertos aspectos que a mi juicio no estaban optimizados. Pero hay que mirar al futuro y a lo que se puede hacer. Primero debo observar, analizar la situación. He mantenido y seguiré manteniendo reuniones con el cuerpo técnico. No se trata de venir aquí a imponer sin saber antes lo mucho y bien que se ha trabajado aquí. Hay que identificar qué se puede mejorar y a partir de ahí recorrer un camino largo.

Estilo de juego. No se puede anteponer el ego a una institución o a la idiosincrasia de un club. Trataré de amoldarme. Para ello primero debo identificar este club, cuál es la historia, cuál es el sentir general de la afición, la idiosincrasia del club, para saber qué demanda está afición, para generar una conducta y unos valores para que la masa social se sienta identificada. Y eso debe ir unido a una idea de juego versátil que se adapte a los momentos que sean necesarios.

Planteamientos. No creo en estructuras fijas. Tendremos varias estructuras en ataque y también en defensa. La estructura la entiendo como algo dinámico, y no fijo. Dependerá de lo que demande el equipo y el rival en cada caso.

Presión por el objetivo del ascenso. Yo no lo enfoco así. Soy de soñar pero no de utopías. No enfoco el objetivo del ascenso como una obligación sino como un reto. Me gustan los retos ambiciosos, llevar al Zamora al fútbol profesional. Soy de esos que prefiere morir intentando alcanzar una estrella que hacerlo sin haber tenido la opción de conseguir esa aspiración. Por lo tanto, más que presión, siento pasión por el reto y estoy deseando empezar a trabajar.

Contacto con la plantilla. No he estado con la plantilla pero la he analizado tanto en vídeo como en directo. No obstante será el día a día el que nos indique qué debemos mantener y qué debemos mejorar. Esta tarde tendremos el primer contacto.

Conocimiento del grupo. No soy presuntuoso y sé que nuestro éxito no solo depende de nosotros. También debemos tener conocimientos de los rivales. En ese aspecto, mi conocimiento se basa de hace unos años cuando subí con el Leioa, que en la fase de ascenso analicé varias cosas del grupo. Ahora no conozco al detalle el grupo, no puedo engañar a nadie, pero estoy seguro que en un mes me habré puesto al día en ese apartado. Porque mi implicación aquí es máxima y me dedicaré en cuerpo y alma al club.

Proyecto a largo plazo en el Zamora. El futuro del club será bueno si hacemos que sea bueno. Hay ambición y la estructura generada para conseguir los objetivos es la idónea. Los profesionales son apasionados y hay capacidad y conocimiento para llevarlo a cabo. Todo augura que acabaremos donde nos proponemos sabiendo la dificultad del reto. Eso sí, hay que dejar claro que no estaremos en Segunda B en el mes de noviembre. Será un proceso largo y hay que marcar plazos. Lo primero será entrar en play off, después acercarnos arriba, tras eso llegar al primer puesto y luego pelear el ascenso.

Una temporada firmada. Repito que prefiero salir no habiendo alcanzado un objetivo ambicioso que salir con ambigüedad y siendo poco ambicioso. Soy consciente de lo que tengo entre manos y estoy muy ilusionado. Veremos el desarrollo. Pero sí veo la voluntad de darle continuidad en el tiempo a este proyecto si funciona. Espero llegar al fútbol profesional de la mano del Zamora.

Comentarios
Lo más