domingo. 21.10.2018 |
El tiempo

Familia destinará tres millones de euros para ayudar a financiar los centros infantiles públicos de 0 a 3 años

Familia destinará tres millones de euros para ayudar a financiar los centros infantiles públicos de 0 a 3 años

Se trata de una de las medidas que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tenía contemplada como desarrollo del Proyecto de Ley de medidas dirigidas a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y a la eliminación de la brecha salarial de género en Castilla y León, aprobado por la Junta a finales de agosto.

La Junta de Castilla y León da un nuevo paso en su compromiso con la conciliación, en esta ocasión, de la mano y con la colaboración de la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León, FRMPCyL. La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, y el presidente de la FRMPCyL, Alfonso Polanco, han presentado un acuerdo de colaboración conjunta destinado a favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Este acuerdo se materializa en que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades va a poner a disposición de las corporaciones locales de la Comunidad tres millones de euros para ayudarlas a financiar sus centros infantiles públicos que atienden a niños y niñas de 0 a 3 años.

Alicia García ha señalado que la Consejería y la FRMPCyL han acordado que esta financiación se destinará a los centros dependientes de Corporaciones Locales y en los criterios de reparto se primará a los centros cuya titularidad sea de ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, con el fin de que incida directamente en la población del mundo rural. Con esta medida se pretende favorecer la conciliación, fomentar la natalidad y fijar población en los núcleos rurales.

Tanto la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades como la FRMPCYL se comprometen a colaborar para garantizar una atención de calidad y más homogénea en la prestación del servicio de atención en dichos centros, en especial, impulsar aspectos relativos a que en la aportación de los usuarios de estos centros se tenga en cuenta la renta familiar, tomando en consideración las rentas más bajas y familias en riesgo de exclusión social o en situación de vulnerabilidad. También, que entre los criterios de acceso se tenga en cuenta la actividad laboral de los padres, el tipo de familia (numerosa, monoparental, en riesgo de exclusión, con hijos con discapacidad o que hayan sufrido violencia de género) o familias que viven en el ámbito rural. Además se tenderá a que los calendarios y horarios sean flexibles y faciliten la conciliación. Para todo ello ambas instituciones trabajarán conjuntamente, mediante la creación de un grupo de trabajo, para dar cumplimiento al Acuerdo.

La consejera se ha referido a que la red de centros públicos infantiles para niños de 0 a 3 años está constituida por los centros de la propia Junta de Castilla y León y los de las Corporaciones Locales, y está formada por 425 centros con más de 14.440 plazas, de las que el 63% se ubican en el medio rural. Castilla y León alcanza una cobertura de plazas de casi el 67%, el doble del porcentaje recomendado por la Unión Europea (33%)

La cobertura ha crecido a lo largo de esta legislatura casi 3 puntos, pasando del 63,96% al 66,9% y en ello han influido una serie de medidas tomadas por la Junta de Castilla y León como la reducción de los precios públicos y el establecimiento de nuevas exenciones que se han llevado a cabo al inicio de este curso. Pero también se han desarrollado servicios de apoyo complementarios como los programas Madrugadores y Conciliamos, cuyos precios también se han congelado desde 2013 y cuentan con bonificaciones y exenciones en función de las necesidades familiares. Además, se han creado nuevas plazas públicas en 19 centros en el medio rural a través del Programa Crecemos, lo que ha supuesto 310 plazas nuevas financiadas.

La conciliación, el nuevo pilar del estado del bienestar


Esta iniciativa forma parte del Proyecto de Ley de medidas dirigidas a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y a la eliminación de la brecha salarial de género en Castilla y León, que fue aprobado por el Gobierno de la Comunidad a finales del pasado mes de agosto. Actualmente, el texto, que ha sido acordado entre la Junta y los agentes económicos y sociales de la Comunidad, se encuentra en las Cortes de Castilla y León para su tramitación. Dicho Proyecto prevé 86 acciones, 51 de ellas de conciliación, 23 dirigidas a la eliminación de la brecha salarial de género y otras 12 de carácter transversal o general y el coste estimado derivado de la implantación de la Ley es de 121,5 millones de euros al año. Con esta Ley, Castilla y León se convertirá en la primera Comunidad en España que aprueba una norma de estas características, con la que se pretende crear un nuevo pilar del estado del bienestar.

La Ley quiere reforzar la conciliación de las personas y las familias, la corresponsabilidad entre mujeres y hombres y la eliminación de la brecha salarial de género, impulsando un conjunto integrado de medidas adaptadas a las necesidades reales que demanda la sociedad y las personas trabajadoras para hacer efectivos dichos objetivos, teniendo en cuenta especialmente el ámbito rural.

Comentarios