viernes. 19.10.2018 |
El tiempo

Los docentes celebran su Día Mundial con la recuperación de su poder adquisitivo y la reducción de horas lectivas como asignaturas pendientes

Los docentes celebran su Día Mundial con la recuperación de su poder adquisitivo y la reducción de horas lectivas como asignaturas pendientes

Los sindicatos lamentan que en Castilla y León los profesores cobren menos que en otras comunidades autónomas y piden la equiparación salarial en todo el territorio nacional.

Este viernes, 5 de octubre, se celebra el Día Mundial de los Docentes, una efeméride instituida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1994, y que, en esta ocasión se aprovechará para recordar a la comunidad internacional que “el derecho a la educación implica el derecho a docentes cualificados”.

Esta conmemoración llega, además, con importantes reivindicaciones por parte de los profesores, algunas de ellas irresueltas desde hace ya varios años. Así, la recuperación del poder adquisitivo de los docentes antes del inicio de la crisis económica, la equiparación salarial entre las distintas comunidades autónomas y la recuperación de las horas lectivas, son las principales asignaturas pendientes que siguen reclamando los sindicatos.

Tal y como han explicado, desde el inicio de la crisis no se ha revisado el acuerdo por el salario de los docentes, lo que ha supuesto, en estos años, una pérdida del poder adquisitivo del 15%, según Stecyl, y del 25% según ANPE.

“Somos de los docentes peores pagados prácticamente de toda España” recalcan desde el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza. En este sentido, desde el sindicato independiente ANPE han lamentado que haya comunidades autónomas en las que los profesores cobren hasta 5.000 euros más al año que en Castilla y León “por realizar las mismas tareas”.

Precisamente, por esta misma razón CSIF ha hecho entrega este jueves al consejero de Educación, Fernando Rey, de un escrito en el que se demanda la convocatoria de una Mesa Sectorial para negociar la equiparación salarial del profesorado de la enseñanza pública, una petición que se sustenta con la entrega de más de 3.600 firmas de docentes. Este sindicato insiste en que el profesorado de Castilla y León cobra trescientos o cuatrocientos euros mensuales menos que los de otras comunidades.

Recuperar las horas lectivas anteriores a la crisis

Otra de las demandas del profesorado es la reducción del horario lectivo. Recuerdan que los docentes de Secundaria están haciendo entre 20 y 21 horas lectivas, cuando antes hacían 17 y los de Infantil y Primaria están haciendo hasta 25 horas cuando antes hacían 23 horas. “Estamos pidiendo la vuelta a la horas lectivas que teníamos antes del inicio de la crisis”, han recalcado en este sentido.

Precisamente, en ese escrito entregado al consejero por parte de CSIF se dice que estas diferencias entre docentes de distintas regiones se producen en otros órdenes, además del salarial, como es la bajada de horario lectivo que ya se ha puesto en marcha en algunas comunidades, como Andalucía y Extremadura, sin esperar a la derogación de la normativa nacional de recortes.

Por ello, “seguiremos exigiendo en Castilla y León una negociación que nos permita volver a la situación anterior a la crisis. Lamentamos que el reconocimiento al profesorado de la enseñanza pública de Castilla y León no vaya más allá de las palabras, y esperamos que la Consejería de Educación se ponga a trabajar en un reconocimiento real e inmediato que mejore las condiciones sociolaborales de sus profesionales, y redunde sin duda en la mejora de la calidad de la educación de nuestra Comunidad”, considera CSIF.

Un sistema educativo estable y consensuado

Además de estas reivindicaciones, desde ANPE han manifestado la necesidad de que exista un pacto educativo, una cuestión que llevan pidiendo hasta la saciedad desde hace mucho tiempo. O al menos, han señalado, un acuerdo entre los partidos políticos y los agentes sociales “donde la Educación deje de depender de la ideología del partido político del momento”.

En este sentido, abogan por una ley “duradera” y que sea un acuerdo estatal para evitar 17 posibles leyes educativas correspondientes a cada una de las 17 comunidades autónomas. Asimismo, abogan por la existencia de un Estatuto Docente que regule la carrera de docencia desde el acceso -que recoja unos criterios más objetivos- hasta la jubilación, con la posible promoción a lo largo de la vida profesional.

Por otra parte, han recordado las críticas al programa Releo “porque son tareas administrativas con las que se están cargando a los profesores” y considera que la Administración debe contratar a personal administrativo para llevar a cabo esas tareas.

Además, se han referido a la posibilidad de negociar un programa bilingüe y han subrayado que “la Administración ha planteado una propuesta en la que no da datos sobre cómo se va a hacer ese programa”. “Necesitamos que especifique cómo se va a llevar a cabo antes de firmar el convenio”, finalizan.

Comentarios
Lo más