domingo. 21.10.2018 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

El Zamora retoma el camino del triunfo en el estreno de Movilla y de la camiseta ‘anatómica’

El Zamora retoma el camino del triunfo en el estreno de Movilla y de la camiseta ‘anatómica’

Los rojiblancos vencían este sábado al Burgos Promesas por 0-2 gracias a las dianas de Sergio García y Javi Bueno. La escuadra de Movilla, que debutaba como técnico, cuajó una primera parte de mucho nivel y pudo marcharse al descanso con una goleada a favor. En la segunda mitad los zamoranos bajaron la intensidad y el Burgos Promesas se acercó un poco más a la portería de Villanueva. Al final, 0-2 para el Zamora, que en siete días recibirá en el Ruta de la Plata a la Arandina.

Semana redonda para el Zamora CF. Después de la brutal campaña publicitaria a nivel internacional que supuso para el club y para la provincia el estreno de la camiseta ‘anatómica’, solo quedaba que los jugadores cumplieran con su parte y sumaran los tres puntos en el duelo del fin de semana. El rival fue el Burgos Promesas y los rojiblancos se mostraron superiores a su oponente siempre que lo necesitaron. Y es que tras una primera parte de mucho nivel y conseguir un corto 0-2, en la segunda mitad los rojiblancos contemporizaron, bajaron la intensidad, economizaron esfuerzos y dieron alguna opción a los castellanos, que pese a todo no lo aprovecharon.

David Movilla se estrenaba como entrenador del Zamora y lo hacía con algunas novedades en el once. Con jugadores como Murci, Pipi o Javi Rodríguez lesionados, Movilla apostó por sacar todo su arsenal desde el inicio y no reservar nada en el banco. Todos los suplentes eran jugadores de retaguardia, por lo que exigía que el guion fuera favorable ante la ausencia de plan B en la ofensiva. Y salió bien.

El Zamora fue muy superior a su rival en la primera parte. Los rojiblancos, que estrenaban la nueva elástica ‘anatómica’, salieron con un equipo muy vertical y de toque arriba. Sin Murci, Sergio García fue la referencia arriba y con él en el campo se demostró lo mucho que le ha echado de menos el Zamora durante su convalecencia. El zamorano fue un quebradero de cabeza para la defensa por su enorme movilidad y su velocidad letal. Hizo el primero en un zapatazo brutal desde la frontal del área en el ecuador del primer acto. Antes el Zamora ya había tenido llegadas de Dani, David y el propio Sergio.

El primer gol envalentonó al Zamora, que cuajó minutos de altísimo nivel, gobernando el centro del campo con Carlos Ramos poniendo equilibrio y Javi Bueno demostrando que puede tener más minutos. Precisamente fue Javi Bueno el que remató un córner botado por Carlos Ramos para hacer el segundo. Bueno cazó el balón huérfano dentro del área y fusiló al meta. Era el 0-2, el Zamora estaba lanzado y pudo haber abierto mucha más brecha si Garban y Sergio García no se hubieran encontrado con el meta.

Con ese 0-2 se abría una segunda parte que estuvo a años luz de la primera. El equipo de Movilla trató de hacer el tercero en un cuarto de hora bueno en la reanudación, pero al no conseguirlo decidió economizar esfuerzos pensando ya en el choque contra la Arandina y dio ciertas alas a un Promesas que hizo trabajar en tres acciones a un seguro Villanueva.

Movilla repartía minutos a Yon, Chete y Raúl Álvarez, que saltaban al campo, en un tramo de encuentro en el que los zamoranos solo inquietaron al rival en algún contragolpe. Así finalizaba el duelo, con un 0-2 que permite a los rojiblancos sumar tres puntos, cerrar una semana redonda y cumplir el dicho futbolístico de a entrenador nuevo, victoria segura. Y esta vez, también equipación nueva.

Comentarios