domingo. 18.11.2018 |
El tiempo

GRANADA

Condenada a dos años de prisión por denuncia falsa una mujer que dijo ser violada con burundanga

Condenada a dos años de prisión por denuncia falsa una mujer que dijo ser violada con burundanga

En una sentencia fechada el 18 de octubre, el magistrado considera probado que la mujer era "plenamente consciente" de la falsedad de la denuncia por abuso sexual que interpuso contra estas dos personas, a las que ahora deberá indemnizar con 6.000 euros por daños morales, además de pagar una multa de 720 euros.

El Juzgado de lo Penal 4 de Granada ha condenado a dos años de prisión por denuncia falsa a una mujer que dijo haber sido drogada con 'burundanga' en una discoteca de Granada en diciembre de 2013 y posteriormente violada por parte de dos hombres, los cuales fueron absueltos en el juicio que se celebró por este asunto.

En una sentencia fechada el 18 de octubre, el magistrado considera probado que la mujer era "plenamente consciente" de la falsedad de la denuncia por abuso sexual que interpuso contra estas dos personas, a las que ahora deberá indemnizar con 6.000 euros por daños morales, además de pagar una multa de 720 euros.

A raíz de esta denuncia, ambos fueron acusados de un delito continuado de abuso sexual por el que la Fiscalía pidió para ellos ocho años de cárcel. Los hechos se juzgaron en julio de 2016 en la Audiencia Provincial de Granada, que los absolvió.

El tribunal consideró entonces probado que la mujer, de 40 años, mantuvo relaciones sexuales con ambos, tanto en las inmediaciones de la discoteca Fórum de Granada como en otros lugares, pero descartó que la situación ocurriera como ella la relató, pues no existía prueba de ningún elemento químico más allá del ibuprofeno en su organismo ni que le hubiera sido suministrada escopolamina, la sustancia conocida como 'burundanga'.

Tampoco, que los dos hombres absueltos estuvieran en connivencia con otra persona que había introducido a escondidas la sustancia en alguna de las bebidas que consumió esa noche.

"No existe prueba sobre la existencia de un déficit en el consentimiento prestado por ella para el mantenimiento de la relaciones sexuales, ni que ese déficit hubiera sido utilizado por lo acusados para la satisfacción de sus lubricantes intenciones", relataba la sentencia.

El abogado Carlos Aránguez, que ejerció su defensa, ha lamentado en declaraciones a Europa Press que por esta "mentira" estos dos jóvenes fueran acusados de violación y sentados en el banquillo. Afirma que tuvo "muy claro desde el principio su inocencia porque la historia de la presunta víctima, basada en que le dieron escopolamina u otra droga, resultaba inverosímil".

La Audiencia Provincial de Granada también consideraba probado en su sentencia que cuando la mujer llegó a su domicilio aquella mañana mantuvo una fuerte discusión con su marido. Ella le reconoció que había estado con un hombre manteniendo relaciones sexuales y el esposo se marchó del domicilio con sus tres hijos a la casa de un amigo, donde recibió una llamada de la amiga de su mujer, que le dijo que creía que había sufrido una agresión sexual y que iban a denunciarlo.

Comentarios
Lo más