sábado. 17.11.2018 |
El tiempo

Balonmano | LEB Plata

Un triple de Sango en la última acción del duelo le da el triunfo al CB Zamora en casa de Marín

Un triple de Sango en la última acción del duelo le da el triunfo al CB Zamora en casa de Marín

Los blanquiazules, que llevaron el encuentro igualado hasta el descanso, fueron a remolque durante toda la segunda parte. Pero los de Saulo Hernández no se rindieron y pese a tener desventajas de una decena de puntos llegaron con vida al final. En ese cara o cruz final, Sango Niang sacó su talento para convertir un triple en la última jugada del partido prácticamente sobre la bocina y darle la victoria al CB Zamora por 74-75. Niang anotó 11 puntos en los últimos ochenta segundos del partido.

El CB Zamora Queso Zamorano se rehízo rápido de su decepcionante derrota en casa contra Estela. Los blanquiazules demostraron este sábado no ser frágiles de mente y lograron reponerse a una desventaja que rondó los diez puntos en el segundo tiempo para terminar ganando en casa de Marín, un conjunto que hace dos temporadas jugó en LEB Oro y la campaña pasada se paseó en la Liga EBA.

El encuentro fue igualado hasta el ecuador (31-31). Hasta el descanso, los dos equipos se mantenían en partido, con exiguas ventajas para unos y para otros y con un guarismo no especialmente alto. Las defensas se imponían a los ataques y la prueba es que el CB Zamora se quedó en apenas 12 puntos en el primer cuarto, mientras que los gallegos no podían superar los 13 en el segundo parcial. Los errores iban por bandos y la escuadra de Saulo Hernández sobrevivía en tierras gallegas.

Esa rectitud defensiva se perdió tras el descanso. Un parcial de Marín de 25-17 ponía cuesta arriba el choque para los zamoranos, que llegaron a tener desventajas de una docena de puntos durante un parcial muy duro. Tan solo Iza daba el nivel esperado por dentro, mientras el CB Zamora trataba de sobrevivir con su juego exterior.

La escuadra de Saulo Hernández entraba en el último parcial con ocho puntos de desventaja pero no se rindieron. Aun heridos por la derrota de siete días atrás cuando desperdiciaron una renta kilométrica, el CB Zamora se empezó a crecer sobre la cancha. Confiaba en sus posibilidades y Sango volvió a echarse el equipo a la espalda, escoltado por Libroia y Warren, que completaron un notable juego exterior.

La guinda a la remontada llegó en la última acción del duelo. Después de ir a remolque durante toda la segunda parte, el único instante en el que el CB Zamora se puso por delante fue sobre el bocinazo final. Los blanquiazules entraban en el tramo final con dos puntos de desventaja y un triple de Sango Niang prácticamente sobre la bocina permitía a los zamoranos sumar dos puntos de oro en casa de Marín gracias al definitivo 74-75. Con ese triple, Niang completaba una serie brutal de once puntos (tres triples y una canastas de dos) en ochenta segundos para guiar a su equipo a la victoria.

Comentarios
Lo más