miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo

Cientos de personas claman por la Región Leonesa en Benavente

Cientos de personas claman por la Región Leonesa en Benavente

Esta pasado sábado las calles de Benavente se llenaron de un clamor reivindicativo por la Región Leonesa, con una marea de casi un millar de personas exigiendo un trato digno para las provincias de Zamora, Salamanca y León, así como la creación de una comunidad autónoma propia.

Convocada por el Colectivo Ciudadanos del Reino de León (CCRL), la manifestación se iniciaba al son de la música tradicional que imprimían los tamborileros salmantinos que abrían la comitiva, teniendo la manifestación su inicio en la antigua estación de ferrocarril benaventana, emplazamiento simbólico elegido por los organizadores para recordar la necesidad de reapertura de la Vía de la Plata como medio de vertebración de la Región Leonesa o País Leonés.

De este modo, comenzó su camino por las rúas benaventanas una manifestación cuya pancarta de cabecera rezaba “Autonomía para el País Leonés. Nuestra región en situación límite”, a la cual acompañaban en el cuerpo de la manifestación pancartas que solicitaban la puesta en marcha de la biorrefinería de Barcial del Barco, o la que aludía a la paralización de los proyectos de extracción de uranio a cielo abierto en el Campo Charro, bajo el lema “País Leonés libre de radioactividad”.

Así, los manifestantes iniciaron la subida hacia la Mota, continuando por el casco urbano benaventano, acompañando este camino con consignas alusivas a la paralización de proyectos amenazadores para la ganadería (como las macrogranjas o el proyecto de mina de uranio de Retortillo), la solicitud de reapertura de la línea ferroviaria Vía de la Plata, la petición de una mejora de la sanidad, la reindustrialización de la región (exigiendo la puesta en marcha la biorrefinería de Barcial), la necesidad de acabar con la despoblación, o la propia petición de una autonomía propia para la Región Leonesa (mediante gritos de “Salamanca, Zamora, León, somos región”, o los de “Autonomía País Leonés”).

De esta manera, las proclamas y sones a favor de la Región Leonesa y su futuro llenaron las calles de Benavente, adornadas con el colorido de las banderas de Zamora y de la Región Leonesa al paso de la manifestación, que tuvo su final en la Plaza Mayor, donde una joven benaventana leía el manifiesto de la misma.

En este manifiesto, los organizadores denunciaron el abandono al que se encuentran sometidas las provincias de Salamanca, Zamora y León, así como la necesidad de contar con una autonomía propia, alertando de la despoblación que está sufriendo la Región Leonesa desde su inserción en la comunidad de Castilla y León, que se traduce en 150.000 habitantes menos, y cuyo peor dato es la perdida del 23% de la población en el caso de la provincia de Zamora desde dicha unión en 1983.

Asimismo, se reivindicó la necesidad de reapertura de la Vía de la Plata, mejores infraestructuras para la Región Leonesa (aludiendo a la carretera de Porto de Sanabria o a tramos de las autovías A-66 y A-62), o la necesidad de parar los proyectos de mina de uranio en Retortillo o las macrogranjas. También se defendió la reindustrialización y la puesta en marcha de la biorrefinería de Barcial del Barco, así como una mayor implicación de las instituciones para frenar la pérdida de industria en las provincias leonesas (aludiendo a la falta de implicación de la Junta y el Gobierno para evitar cierres como los de Vestas, Alstom o la industria textil bejarana).

Por otro lado, se señalaba la emigración forzada que están sufriendo miles de jóvenes leoneses al exterior, el consiguiente envejecimiento, el empeoramiento paulatino de las tasas de paro, crecimiento vegetativo o renta per cápita respecto a la parte castellana de la autonomía, o el hecho de que la Región Leonesa lleva desde su inserción en Castilla y León la peor deriva socioeconómica de una región en toda Europa.

De esta manera, con dichas reivindicaciones se puso punto final a la manifestación, una jornada de denuncia multitudinaria de los problemas de la Región Leonesa, pero también un día de festejo de amor por Salamanca, Zamora y León, considerando desde el CCRL que la misma fue “un éxito de asistencia y, sobre todo, una inyección de moral para quienes luchamos porque la Región Leonesa tenga un futuro digno”.

Comentarios
Lo más