jueves. 15.11.2018 |
El tiempo

Más de 300 profesionales se dan cita en Zamora en el Congreso Nacional de Educación de Calle

Más de 300 profesionales se dan cita en Zamora en el Congreso Nacional de Educación de Calle

La educación de calle pone a Zamora como epicentro nacional. 

Este martes a ha dado comienzo en el Campus Universitario el Congreso Nacional de Educación de Calle, que congrega en Zamora a más de 300 profesionales, educadores y expertos en esta modalidad educativa que pretende llegar a los jóvenes que se encuentran ya fuera de la formación reglada, ofreciéndoles una segunda oportunidad en su formación personal y educativa. El congreso está organizado por el Ayuntamiento, Cruz Roja y Menesianos, y el acto de apertura ha corrido a cargo de la concejala Laura Rivera, junto con el presidente de Cruz Roja, José Manuel del Barrio, el director de Menesianos, Justino Santiago, y el gerente territorial de Servicios Sociales, Eutimio Contra.

En su intervención de bienvenida Rivera hizo alusión a un proverbio africano según el cual “para educar a un niño se necesita la tribu entera”; porque es evidente que la educación no se hace sólo en casa, ni sólo en la escuela o el instituto o la universidad, sino que también se educa en la calle.

La concejala recordó una época en la que los niños y niñas tenían la suerte de dejar la cartera en casa nada más salir de la escuela y estar todo el día en la calle jugando, "sabemos que la calle nos enseñó a compartir el espacio y respetar a las personas de cualquier edad que andaban paseando o se sentaba en un banco; a respetar y cuidar también a los perros y gatos callejeros; a conocer y cuidar las calles del barrio y lo que ahora llamamos el mobiliario urbano –por cierto, no recuerdo que hubiera papeleras en mi barrio-, a cantar esas canciones que ahora se aprenden en el cole, y a jugar, a utilizar ese recurso educativo que es el juego y que nos enseñábamos unos a otros, mayores a pequeños y padres, madres y abuelos: los propios y los de los vecinos. Aprendimos a vivir, a convivir, a estar, a ser. Y tuvimos esa suerte, porque además teníamos una familia y una escuela".

Pero para los chicos y chicas de hoy, que no han tenido esa suerte y que acaban en la calle en el sentido de abandono, los educadores de calle salen a su encuentro para educar donde están y hacer de la calle un recurso educativo. Ese recurso, que en Zamora nos sorprende un día en el que vemos que han pintado unas viejas escaleras, o en las oxidadas tapas de alcantarillas que tantas veces se roban encontramos plasmados unos mensajes que nos llaman la atención. Laura rivera concluyó asegurando que este congreso servirá para reflexionar cómo se produce ese milagro por el que los chicos de la calle consiguen ser protagonistas para transformarla; por lo que pidió hacer de la ciudad un recurso educativo para que, "puesto que la calle educa, Zamora sea un buen libro de texto". Y concluyó invitando a los congresistas a aprovechar para visitar la ciudad y "conocer nuestra cultura de calle, nuestro patrimonio artístico, monumental y gastronómico".

El Congreso versará sobre el "Pasado, Presente y Futuro de la Educación de Calle" con el objetivo de dar a conocer la educación de calle como herramienta metodológica para el trabajo socioeducativo con infancia y juventud en desventaja; mostrar experiencias innovadoras de buenas prácticas; crear un espacio de encuentro y reflexión entre educadores y resaltar la importancia de los programas de educación de calle a nivel nacional e internacional. De hecho más de un centenar de participantes son educadores procedentes de todos los puntos de España, y como ponentes participan profesores, pedagogos y expertos de reconocido prestigio

Comentarios
Lo más