miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo

Condenados a siete años de cárcel por secuestrar a un joven, robarle y dejarlo atado a un árbol

Condenados a siete años de cárcel por secuestrar a un joven, robarle y dejarlo atado a un árbol

El joven pudo desatarse y acudir a denunciar los hechos ante las autoridades.

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a dos hombres, de unos 30 años y vecinos de Punta Umbría y Sevilla, a siete años de prisión por secuestrar a un joven durante una media hora, robarle el coche, dinero y el móvil y dejarlo atada a un árbol, ubicado en el término municipal de Gibraleón (Huelva), del que pudo desatarse y acudir a denunciar los hechos.

Según reza en la sentencia, la Audiencia ha considerado a ambos responsables de un delito de detención ilegal en concurso medial con un delito de robo con violencia en las personas y un delito leve de lesiones. Además, uno de ellos ha sido condenado a tres meses más de prisión y a pagar 200 euros de multa, a razón de cinco euros durante 40 días, por otro delito de resistencia a agentes de la Autoridad en concurso medial con un delito leve de lesiones.

El juez considera probado que el 20 de enero de 2017, sobre las 18,00 horas, ambos condenados, que cuentan con antecedentes penales, previamente concertados junto con una tercera persona no identificada y movidos por un afán lucrativo, se acercaron al vehículo que su propietario acababa de estacionar en una calle de la capital, a cuyo interior accedieron tras abrir la puerta y ponerle un destornillador en el costado a un joven que se encontraba en el interior del vehículo esperando al dueño.

Uno de los acusados se colocó en el asiento del conductor, mientras que el otro, junto a la tercera persona no identificada, se colocó en la parte posterior, conminando entre todos a la víctima a que agachara la cabeza y no les mirara, mientras le pedían que les diera dinero.

En un momento dado y aprovechando que las llaves del vehículo estaban puestas en el contacto, iniciaron la marcha dirigiéndose hacia la localidad de Gibraleón. Durante el trayecto le sustrajeron 30 euros, un móvil y también cogieron 200 euros que el propietario del vehículo tenía en la guantera del coche así como la cartera que le guardaba la víctima, de la que cogieron 50 euros, a la vez que golpeaban a éste en la cabeza y le intimidaban con frases como "si no nos miras no te pasará nada, pero si nos ves la cara te atravesamos con el destornillador y te tiramos a una cuneta".

Finalmente, sobre las 18,30 horas los acusados pararon el vehículo en Gibraleón, donde bajaron al joven del mismo atándolo a un árbol, amordazándole y amarrándole los pies, huyendo del lugar en el coche. No obstante, éste pudo al poco tiempodesatarse y recabar auxilio a terceras personas.

Tras los hechos, este hombre sufrió una contusión en la espalda y en el cuello y trastorno adaptativo, habiendo curado sin necesidad de tratamiento médico y sufriendo 45 días de perjuicio personal básico y 15 de perjuicio personal con pérdida de calidad de vida moderada.

Sobre las 19,00 horas de ese mismo día, mientras el joven se encontraba en las dependencias de la Policía Local junto con agentes de la Guardia Civil, uno de los agentes observó pasar por delante de las dependencias policiales el vehículo en el que se habían producido los hechos, iniciándose su seguimiento.

Los agentes lograron interceptarlos al llegar a Huelva, debido a la densidad del tráfico producida por un control instalado por la Policía Nacional, tras huir del vehículo. Uno de ellos fue alcanzado por un agente, con el que forcejeó llegando a caer ambos en un talud, siendo necesaria la intervención de varios agentes para reducirlo, y el otro fue detenido escondido entre unos matorrales detrás de un centro comercial.

Comentarios
Lo más