jueves. 15.11.2018 |
El tiempo

Universidad

Las Cortes dan su respaldo para que la Escuela Nacional de Policía se convierta en un centro adscrito de la USAL

Las Cortes dan su respaldo para que la Escuela Nacional de Policía se convierta en un centro adscrito de la USAL

A través de una iniciativa socialista. Hace escasas dos semanas se anunció que la Universidad de Salamanca impartirá la formación este curso tras ganar en el concurso frente a la Universidad Católica de Ávila.

Las Cortes de Castilla y León han expresado este martes su apoyo a que la Escuela Nacional de Policía se convierta en un centro adscrito a la Universidad de Salamanca tras una iniciativa que ha defendido el procurador Fernando Pablos.

De esta manera, este ha recordado que la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, aprobada en cumplimiento del mandato contenido en el artículo 104.2 de la Constitución Española de 1978, cuenta entre sus objetivos más relevantes la redefinición de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para adecuarlos a los requerimientos propios de un Estado social y democrático de Derecho.

En una nota de prensa, el PSOE recuerda que esta Ley impuso un cambio en el modelo de formación académica, tanto en la metodología como en los contenidos, y que contempla que sea una universidad pública la que se encargue de la formación universitaria de los miembros de las Fuerzas Armadas y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En este sentido, ha insistido Pablos, la Universidad de Salamanca y el Ministerio del Interior iniciaron una intensa y fructífera colaboración en 1987 en el marco de la Escuela Nacional de Policía con sede en Ávila, rota solamente cuando, "de manera irresponsable, injustificable y en contra de la ley, el Gobierno de Rajoy decidió darle a la Universidad Católica de Ávila, un centro privado, la docencia y la formación de la policía durante un curso académico, el 2016-2017".

En el marco de colaboración, ha sostenido Pablos, sobresale "la articulación de los planes de estudios de nivel universitario, que ha culminado con su reciente adaptación a los parámetros del Espacio Europeo de Educación Superior, la impartición de docencia por el profesorado universitario de diversas áreas de conocimiento, la aprobación de ámbitos formativos pioneros en el campo de las Ciencias de la Seguridad, como, por ejemplo, el relativo a los detectives privados, y la participación de miembros del Cuerpo Nacional de Policía como docentes y estudiantes, en títulos oficiales y propios, en cursos y programas de distinta índole, el impulso del doctorado y de proyectos de investigación.

Todo lo dicho anteriormente, ha continuado Pablos, son razones "más que suficientes y justifican que la conversión de la Escuela Nacional de Policía en centro adscrito de la Universidad de Salamanca sea un objetivo de relevancia para seguir avanzando en la actividad académica conjunta antes descrita".

Comentarios
Lo más