miércoles. 12.12.2018 |
El tiempo

El Colegio Oficial de Veterinarios de Zamora reivindica el carácter sanitario de la profesión

El Colegio Oficial de Veterinarios de Zamora reivindica el carácter sanitario de la profesión

Ante la situación de agravio generada por parte de la Junta de Castilla y León

Desde hace algunos meses los veterinarios zamoranos aseguran estar asistiendo atónitos a un "desprecio inaudito por parte de la Junta de Castilla y León, empeñada en retirar el carácter sanitario a un colectivo, el veterinario, que desde los diferentes ámbitos de la profesión, presta un innegable servicio como garantes de la salud pública, seguridad alimentaria y sanidad a la Sociedad, generando un importante agravio en relación con otros profesionales sanitarios".

Es por ello que el Colegio Oficial de Veterinarios de Zamora se unen a la reivindicación de ese carácter sanitario de una profesión centenaria en la que miles de profesionales trabajan en la vigilancia, prevención y control de enfermedades animales y humanas, en los diferentes ámbitos en los que ejercen su labor, indiscutiblemente sanitaria.

En el plano de la Administración, los veterinarios de Salud Pública son los encargados de velar por la seguridad alimentaria, vigilar que los alimentos que comemos lleguen en las mejores condiciones y estar alerta ante la posible aparición de cualquier problema relacionado con ellos. Para ello, estos profesionales trabajan en mataderos, salas de despiece e industrias alimentarias de todo tipo, al igual que se encargan de llevar a cabo los controles sanitarios pertinentes en establecimientos en los que se comercializan alimentos, tiendas, bares, restaurantes y también comedores colectivos de colegios, residencias de ancianos...

Por otra parte, los veterinarios de Agricultura y Ganadería, vigilan diariamente que la cabaña ganadera se encuentre en las mejores condiciones sanitarias y de bienestar. No debemos olvidar que no son pocas las enfermedades que compartimos con los animales, muchas de ellas graves como la tuberculosis, brucelosis o gripe aviar por citar algunas, en las que también tienen mucho que ver la fauna silvestre, donde también hay veterinarios que trabajan para lograr una mejor gestión sanitaria.

A todo ello, hay que sumar el importante papel que juegan los veterinarios que, desde sus clínicas, se preocupan por nuestras mascotas, miembros ya de muchas familias, que deben gozar de la mejor salud, también para no comprometer la de aquellos que conviven con ellas.

Hay que añadir además el trabajo de los que día a día ejercen su labor en el campo, velando por nuestra cabaña ganadera, o los que desempeñan sus funciones en laboratorios o empresas de diferentes ámbitos, muchas de ellas punteras en el desarrollo de vacunas frente a enfermedades humanas o animales o tratamientos contra el cáncer y otras dolencias, como miembros imprescindibles de equipos multidisciplinares de carácter sanitario.

Por todo ello, nos sentimos en la obligación de reivindicar el carácter sanitario de una profesión centenaria que, con su buen hacer, vela por la salud de personas y animales y esperamos que así sea reconocido por la propia Junta de Castilla y León como responsable último de asegurar esa salud de la mano de los mejores profesionales.

Comentarios
Lo más