Un varón de iniciales J.M.J. se enfrentará este viernes, 23 de noviembre, en el Juzgado de lo Penal número 1 de Salamanca a una pena conjunta de 4 años de prisión por un delito de atentado y otro de lesiones, debido a que presuntamente aparcó en un vado y, cuando el operario de la grúa se acercó a retirar el coche, discutió con él y trató de atropellarlo en dos ocasiones, causándole lesiones.

Según recoge el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, los hechos tuvieron lugar el 15 de diciembre de 2016 en la calle García de Quiñones, a pocos metros del Mercado de San Juan. El acusado aparcó en la puerta de un garaje, impidiendo la salida de vehículos, por lo que un afectado dio aviso a la grúa. Cuando el operario se encontraba tomando los datos del coche, llegó el propietario, que presuntamente de muy malos modos le dijo que retiraría el coche "si me sale de los cojones".

El operario de la grúa dio aviso en ese momento a la Policía Local, por lo que el conductor se montó en el coche y trató de escapar, golpeando al operario. La víctima le gritó "¡estás loco, me vas a matar!", y J.M.J. volvió a golpearle nuevamente, haciéndole caer, marchándose del lugar después y negándose a identificarse cuando le dio el alto la Policía Local. La víctima sufrió lesiones que le imposibilitaron para la realización de su trabajo durante 46 días, requiriendo además tratamiento y rehabilitación

Por todo ello, el acusado se enfrenta a una pena de 3 años y 6 meses que le pide el fiscal por el presunto delito de atentado, así como otros 6 meses más por el presunto delito de lesiones.

Comentarios