miércoles. 23.10.2019 |
El tiempo

Amplio operativo de seguridad en el juicio del asesinato de Leticia Rosino

Amplio operativo de seguridad en el juicio del asesinato de Leticia Rosino
Amplio operativo de seguridad en el juicio del asesinato de Leticia Rosino

Una treintena de familiares y amigos se concentraban a la puerta del Juzgado de Menores desde las nueve de la mañana al grito de "asesino". A medida que pasaban las horas, eran cada vez más personas las que se unían a un movimiento que llegó hasta algo más del centenar de asistentes para pedir condenas más duras en la Ley de Menor.

Este jueves se celebraba el juicio por el asesinato de la joven Leticia Rosino de 33 años el pasado mes de mayo en Castrogonzalo. Desde que se conociera la fecha del juicio, sus familiares más allegados comenzaron a movilizarse para darse cita a las puertas del juzgado.

El acusado llegó a las 9.29 de la mañana de este jueves entre fuertes medidas de seguridad y gritos de "asesino". Cuando el menor ha salido del coche en que ha sido trasladado, varios manifestantes han burlado el cordón policial para increpar al acusado e intentar abalanzarse sobre él

La Policía Nacional consiguió zafarlos ante la tensa situación creada mientras el menor accedía a los juzgados bajo los gritos de "no es un menor, es un asesino". Gritos que se han producido durante toda la mañana entre la alta expectación mediática generada en torno a la celebración del juicio.

Tras la tensión vivida, el juicio daba comienzo a las 10.15 de la mañana en el que la Fiscalía de Menores pedía la máxima pena contemplada para los delitos cometidos por menores en la actual Ley del Menor, de ocho años de internamiento en régimen cerrado y cinco más en libertad vigilada.

El juicio duró apenas 75 minutos después de que el menor reconociera los hechos. La salida del menor no tuvo mayor incidencia entre los familiares y amigos de Leticia Rosino que seguían concentrados en la zona, y es que la Policía Nacional decidió sacar al adolescente por una puerta trasera para evitar escenas de tensión como las ocurridas a su llegada. Una vez finalizado el juicio, tanto la madre de Leticia Rosino, como el abogado de la familia, como la madre de Sandra Palo, que se trasladó a Zamora para arropar a los familiares, atendían a los medios de comunicación.



Comentarios