miércoles. 12.12.2018 |
El tiempo

ALICANTE

Arrestada una mujer que atraía y quedaba con hombres para fotografiar sus tarjetas bancarias y poder hacer compras online

Arrestada una mujer que atraía y quedaba con hombres para fotografiar sus tarjetas bancarias y poder hacer compras online

La Guardia Civil ha desarticulado un clan familiar en Torrevieja (Alicante) formado por una mujer que presuntamente atraía a hombres en redes sociales para fotografiar sus tarjetas bancarias y otras dos personas que se encargaban de invertir el dinero en compras online de ropa de marca, cosmética de lujo y viajes con estancias en hotel.

Este grupo criminal llegó a utilizar los datos de una menor de 17 años, amiga de la familia, como beneficiaria de esos viajes y reservas de hotel, sin que ella lo supiera, según ha informado informa el instituto armado en un comunicado.

La investigación llegó hasta una coincidencia que resultó clave: que todos los denunciantes supuestamente habían tenido una relación de amistad con una mujer de 42 años con la que habían contactado en redes sociales.

Las denuncias presentaban el mismo patrón: un hombre extranjero de avanzada edad y alto poder adquisitivo era víctima de varias estafas bancarias realizadas con su propia tarjeta de crédito en comercios online. Los afectados aseguraban que no habían realizado esas compras y que la tarjeta nunca había salido de su cartera.

La presunta estafadora se ganaba su confianza y aprovechaba cualquier descuido para realizar fotografías de los números de las tarjetas de crédito de estos hombres. Cuando se marchaban de su casa le pasaba las fotos a su hija y a su yerno para que compraran cosmética de lujo, ropa de marca, complementos e incluso reservaran viajes y noches de hotel.

Para evitar ser descubiertos, los tres detenidos tomaban varias medidas de seguridad, como acordar la entrega de los pedidos en lugares diferentes, cambiar constantemente de número de teléfono y hasta usar los datos de una amiga, menor de 17 años, para hacer las reservas a su nombre sin que ella lo supiera. La chica fue investigada en un principio como presunta coautora de las estafas, pero carecía de responsabilidad penal.

A los tres detenidos --dos mujeres de 42 y 19 años y un hombre de 26-- se les imputa la presunta comisión de al menos ocho delitos de estafa bancaria mediante uso de tarjeta de crédito y otro de pertenencia a grupo criminal.

Las estafas ascienden a alrededor de 12.500 euros a través del comercio electrónico. Tanto las dos mujeres como el hombre han quedado en libertad con medidas cautelares tras pasar a disposición judicial.

Comentarios
Lo más