lunes. 10.12.2018 |
El tiempo

La Batalla de Empel, el milagro que les dio la victoria a los Tercios Viejos de Zamora

La Batalla de Empel, el milagro que les dio la victoria a los Tercios Viejos de Zamora

La Batalla o Milagro de Empel, así se conoce a la victoria que consiguieron los Tercios Españoles, comandados por Bobadilla, ante las embarcaciones de Flandes en la isla de Bommel. Tras encontrar una virgen, que no era la Inmaculada, llegó el frío y el hielo durante la noche, permitiendo a los soldados españoles atacar las embarcaciones de Flandes para conseguir la victoria.

El 7 de diciembre de 1585, en la Guerra de los Ochenta Años, el Tercio del Maestre de Campo, Bobadilla, que reunía a 5000 hombres, combatía en la isla de Bommel, sin víveres y sin ropas secas. Ante la posibilidad de rendición que ofreció Flandes, la respuesta española fue la siguiente: “los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos”.

Ante la apertura de los diques de la isla en la que se encontraban los zamoranos, los Tercios comenzaron a cavar para construir trincheras. Un soldado zamorano, que se encontraba cavando junto a la iglesia, se topó con una virgen, que no era la Inmaculada. Aprovechando esta situación Bobadilla la empleó para motivar a sus soldados. 

Durante la noche llegaron fuertes vientos y bajas temperaturas que congelaron las aguas, impidiendo a las embarcaciones de Flandes continuar su trayectoria. Al amanecer, los barcos aparecieron hundidos, quemados o capturados. En la carta que el almirante Hohenlohe redactó contando lo sucedido llegó a decir que “tal parece que Dios es español al obrar tan grande milagro”.

Ante la milagrosa victoria, Bobadilla solicitó a Felipe II que el 8 de diciembre, a partir de aquel año, se celebrase una fiesta nacional en honor a la Inmaculada Concepción, que fue proclamada como patrona de los Tercios Españoles.

Comentarios
Lo más