sábado. 19.01.2019 |
El tiempo

La Junta subvenciona a cerca de una decena de zamoranos con hasta 500 euros para sustituir la caldera o el calentador

La Junta subvenciona a cerca de una decena de zamoranos con hasta 500 euros para sustituir la caldera o el calentador

La primera convocatoria de estas ayudas ha sido publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León. En total, a Zamora llegarán más de 2.000 euros de los 200.000 que tiene previstos gastar el Gobierno regional

La Junta de Castilla y León ha hecho públicas las primeras ayudas individuales recogidas en el Plan Renove sobre las calderas más antiguas con la que se pretende evitar riesgos de mantener en los hogares instalaciones poco seguras e impulsar al mismo tiempo políticas de ahorro energético y reducción de contaminantes al medio ambiente.

Así, en esta primera convocatoria de ayudas, por un valor total superior a los 52.000 euros, cerca de una decena de zamoranos se han visto beneficiados con distintas cantidades, siempre sin superar la máxima de 500 euros. En total, el dinero destinado para este Plan en Zamora, de momento, ha sido de 2.800 euros.

La mayoría de estas calderas se encuentran en Salamanca, si bien también se verán beneficiados vecinos de Villaralbo. El Gobierno autonómico destinará en total 200.000 euros para promover la sustitución en el ámbito doméstico de calderas de calefacción y calentadores de agua individuales con una notable antigüedad. Hay que tener en cuenta que estos viejos equipos presentan un rendimiento energético menor que los actuales –por lo que son más contaminantes– y, si su mantenimiento es deficiente, pueden conllevar riesgos para la salud de las personas.

Importe de la ayuda más elevado y exigencia de certificado de achatarramiento

A estas subvenciones pueden optar los propietarios de viviendas empadronados en Castilla y León que hayan renovado sus equipos en el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 30 de octubre de este año. Una de las novedades principales de esta convocatoria, que se publicará en el Bocyl próximamente, es la exigencia al solicitante de presentar un certificado de achatarramiento del aparato retirado, que debe haber sido emitido por un gestor autorizado de este tipo de residuos.

Asimismo, este año se incrementa hasta el 150 % la cuantía individual de la ayuda, pudiendo llegar hasta los 500 euros por caldera o calentador, en función de la tipología. El régimen de concesión de estas subvenciones es de concurrencia no competitiva y se realizará por orden de presentación de solicitudes, desde que el expediente esté completo. Puesto que los posibles destinatarios de estos apoyos son personas físicas, no se exigirá la presentación electrónica del formulario.


Comentarios