domingo. 17.11.2019 |
El tiempo

Universidad

La mejor médica de familia del mundo visita la USAL y advierte: “Si no funciona la Atención Primaria, no funciona el resto de la sanidad”

La mejor médica de familia del mundo visita la USAL y advierte: “Si no funciona la Atención Primaria, no funciona el resto de la sanidad”
La mejor médica de familia del mundo visita la USAL y advierte: “Si no funciona la Atención Primaria, no funciona el resto de la sanidad”

Verónica Casado, premiada con el galardón de la mejor médica de familia del mundo en la gala de la Organización Mundial de Médicos de Familia, acudió a la USAL para ofrecer una charla sobre los ámbitos de actuación de la Atención Primaria.

Este jueves, los alumnos del Grado en Medicina de la USAL han podido disfrutar de una conferencia de la doctora Verónica Casado Vicente, quien en octubre del pasado año fue premiada con el galardón de la mejor médica de familia del mundo en la gala de la Organización Mundial de Médicos de Familia (WONCA World), celebrada en Seúl (Corea del Sur).

Ha visitado la USAL para impartir la conferencia ‘La Medicina de familia y sus ámbitos de actuación’. Una ponencia en la que ha estado acompañada por Purificación Galindo, vicerrectora de Postgrado y Planes Especiales en Ciencias de la Salud de la Universidad de Salamanca, además de Luis Javier González, director Gerente de Atención Primaria de Salamanca, y Francisco Javier García, decano de la Facultad de Medicina.

Antes de la conferencia, la mejor doctora del mundo atendió a la prensa, explicando que ella no se presentó a dicho premio, sino que fue presentada, en su caso por el presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad y la Sociedad Española de Medicina de Familia, al considerar que representaba los valores que la WONCA identifica como excelentes, como “compromiso con la profesión, que hayas aportado cosas para mejorar la asistencia en tu medio o que tengas dotes de comunicación”, entre otras muchas.

Primero ganó el premio a mejor médica de familia de Europa, donde competía con Alemania y Croacia; lo mismo ocurrió con Iberoamérica, donde triunfó, siendo la primera vez en la historia que alguien contaba con el reconocimiento de dos de las siete regiones que comprende WONCA, algo que pudo ser significativo a la hora de entregar el premio, en el que se impuso a los Estados Unidos y a China.

“Lo importante es que ponemos el foco en España, en la Atención Primaria y en la Medicina de Familia”, que es para ella lo verdaderamente relevante, ya que es una “gran especialidad y solvencia” en el país.

Eso sí, respecto al momento que vive la Atención Primaria, Verónica Casado hizo el diagnóstico de que España cuenta con “una excelente Atención Primaria muy maltratada”, porque ha habido poca financiación y se han ido reduciendo los recursos humanos, por lo que el número de profesionales es cada vez menor.

Esto provoca que se haya adelgazado el cimiento del sistema sanitario, ya que “si la Atención Primaria no funciona, no funciona ni la Secundaria ni la Terciaria”, por lo que podría derrumbarse toda la sanidad española, algo que trató posteriormente en la charla, recordando que los profesionales “están muy comprometidos”, algo que ha podido ser su debilidad precisamente “para no lesionar a los pacientes y ponernos en huelga”.

Sin embargo, esto también ha podido ser malo para los pacientes, puesto que “si ves a 55 personas, a partir del 35 a lo mejor tienes algún problema para abordarlos”. Lo que resulta aún más complicado al afrontar los médicos de familia patologías de todo tipo. Por ello, cree que todas las medidas que se han aplicado durante estos años pueden provocar una “caída libre” de la sanidad española, actualmente valorada entre las mejores del mundo.

Aumentar la financiación y los recursos humanos serían así las primeras medidas a tomar para encontrar una solución, ofreciendo capacidad de gestión a los profesionales de Atención Primaria que también deberían contar con buenos sistemas de información.

Reestructurar las plazas MIR

Verónica Casado también habló de que “no hay ninguna planificación” respecto a los MIR, puesto que en 2009 ya avisaron de que había que incrementar y reestructurar el número de plazas, tanto por especialidades como por comunidades autónomas, puesto que Castilla y León, sin ir más lejos, no es lo mismo que la Comunidad de Madrid.

“Pero a tiempo estamos”, recordó la doctora, quien consideró necesario “fidelizar” a los trabajadores formados con dinero estatal y que debería revertir en la salud de la población. “Hacer que haya más y hacer que los que ya estén formados, quieran estar aquí”, sentenció.

Tras la ponencia, Casado Vicente, doctora y especialista en Medicina de Familia y Comunitaria y profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid Vicente, ha recibido una placa en reconocimiento a su labor en nombre de la Facultad de Medicina y de los especialistas en Medicina de Familia.

Comentarios