sábado. 16.02.2019 |
El tiempo

Balonmano | Honor Plata

Severo correctivo de Puerto Sagunto al MMT Seguros

Severo correctivo de Puerto Sagunto al MMT Seguros

Los zamoranos se vieron desbordados, principalmente en la primera parte, por un Puerto Sagunto que mostró una versión de un nivel altísimo. La escuadra pistacho, incapaz durante todo el duelo, solo pudo mantener el tipo en algunos tramos de la segunda parte. Pese a todo, el resultado final marcó una dolorosa derrota por un abultado 37-22.

El Balonmano Zamora afrontaba este sábado su primer encuentro del año a domicilio con la intención de cambiar la dinámica de los encuentros a domicilio, donde tradicionalmente esta temporada están mostrando una cara muy alejada de su mejor nivel. Quizás no fuera la mejor pista, teniendo en cuenta que Puerto Sagunto es uno de los mejores equipos del grupo, pero la ilusión estaba intacta, después de la buena imagen y la victoria lograda siete días atrás ante Cisne.

El duelo iba a ser de altura y se confirmó con diez minutos de mucho nivel por parte de ambos equipos. Un 6-6 en apenas diez minutos evidenciaba las ganas con la que habían salido los dos equipos en ataque, y la poca solidez defensiva mostrada. Pero a partir del minuto 10 llegaron veinte minutos paupérrimos del MMT Seguros. Los de Leo Álvarez se desconectaron de forma inexplicable y sufrieron el vendaval de una versión tremenda de Puerto Sagunto. Un parcial de 13-2 en esos veinte minutos hasta el descanso colocaba un desalentador 19-8 al descanso.

El paso por vestuarios, lejos de mejorar, sirvió para que Puerto Sagunto cogiese aire e hiciese un parcial de salida de 6-2 para colocar el 25-10. Restaban todavía veintitrés minutos de encuentro pero el desenlace estaba cantado. Por eso, Sagunto bajó un poco su intensidad y el MMT Seguros igualó el nivel con los levantinos para llevar el partido al resultado final de 37-22 con el que finalizó el duelo.

Nueva derrota a domicilio, por tanto, para un BM Zamora que esta semana espera recuperar ya a los internacionales Sebas Ceballos, Ramiro Martínez y Felipe Barrientos.

Comentarios