miércoles. 23.09.2020 |
El tiempo

El problema de los médicos de Área: precarización laboral, sin realizar continuidad asistencial y sin pertenecer a un Equipo de Atención Primaria

El problema de los médicos de Área: precarización laboral, sin realizar continuidad asistencial y sin pertenecer a un Equipo de Atención Primaria
El problema de los médicos de Área: precarización laboral, sin realizar continuidad asistencial y sin pertenecer a un Equipo de Atención Primaria

Algunos profesionales abogan por la desaparición de esta figura. Creen que, poco a poco, la Administración está acabando con la continuidad asistencial con el fin único de alcanzar una privatización de la sanidad.

Dentro de una sanidad pública que algunos consideran cada vez más maltratada y precarizada, destaca la situación de los profesionales de Área. Esta figura se creó en 2006 y engloba a médicos y enfermeros que están adscritos a centros de salud rurales y semiurbanos con el objetivo de realizar la atención continuada y las guardias, además de sustituir a los profesionales de los Equipos de Atención Primaria en caso de ausencia.

En los últimos concursos de traslados y oposiciones en Castilla y León, la gran mayoría de plazas ofertadas correspondían a plazas de Área (concretamente, en las últimas oposiciones, cerca de 300 plazas). Según los profesionales, esto está provocando que médicos de Familia, que fueron formados para atender a un cupo fijo de pacientes a lo largo de sus vidas, con el valor material, científico y humano que dicho acompañamiento profesional y de calidad conlleva, se les esté reconvirtiendo a profesionales de Área, que trabajan por horas, en distintas consultas cada vez y sin poder ofrecer continuidad a los pacientes que atienden.

Para comenzar, la legislación establece que pueden estar adscritos hasta a tres centros de trabajo “por razones organizativas”. Los profesionales cuentan que es necesaria una reestructuración, no tanto del modelo de Atención Primaria, que es válido por su gratuidad, universalidad, equidad y accesibilidad, sino en la gestión u organización, puesto que cada área es diferente; hay zonas muy despobladas pero en las que viven personas más envejecidas y hay otras zonas que están creciendo mucho, sobre todo en población joven.

“Cada una de estas zonas tiene unas necesidades diferentes y esto hay que evaluarlo para planificar la política de profesionales y recursos para que toda la población pueda estar atendida correctamente. Desconocemos si desde la gerencia de Atención Primaria este diagnóstico de salud se está haciendo y de qué forma, aunque todo apunta a que no es de su interés el conocimiento de las necesidades de cada zona concreta, tanto rural como semiurbana como urbana”, replican los profesionales.

Comentarios