jueves. 25.04.2019 |
El tiempo

El Gobierno pondrá a disposición del usuario ayudas para adaptarse al segundo Dividendo Digital

El Gobierno pondrá a disposición del usuario ayudas para adaptarse al segundo Dividendo Digital
El Gobierno pondrá a disposición del usuario ayudas para adaptarse al segundo Dividendo Digital

La liberación de la banda 700 MHz tendrá como fecha límite el 30 de junio de 2020.

El pasado 22 de enero salió a la luz el proyecto de Real Decreto que regula la liberación del segundo dividendo digital, por el que se procede al trámite de audiencia pública hasta el 18 de febrero.

Con este proyecto, el Gobierno pretende liberalizar la banda 700 MHz, para habilitar, principalmente, la telefonía de quinta generación (5G). Este proceso tiene como fecha límite el 30 de junio de 2020. Para entonces, la cobertura exigible de la población debe ser como mínimo del 98% para canales públicos y el 96% para los canales privados.

En cuanto a la banda de 470-694 MHz, el proyecto de Real Decreto garantiza este rango de frecuencias para la TDT al menos hasta 2030.

De acuerdo a lo establecido en este proyecto de plan técnico, todos los aparatos receptores que se adquieran a nivel nacional, seis meses después de la implantación de este nuevo proyecto, deberán “incorporar el sintonizador para las emisiones en alta definición”, tal y como se detalla en la normativa, ya que los canales de televisión deberán emitir en alta definición a partir del 1 de enero de 2023.

FENIE, tras analizar el documento detalladamente, está en concordancia con las propuestas de este proyecto de Real Decreto. Por su parte la Federación junto con las asociaciones, en su constante de apoyar de forma activa a sus empresas asociadas, trabajará conjuntamente para informar sobre la adaptación de las instalaciones emisoras garantizando que la transición se desarrolle de manera ordenada.

Por otro lado, según se ha informado a FENIE, próximamente se publicará un borrador que especifique la gestión de las ayudas a percibir por aquellos usuarios que tengan que adaptar sus instalaciones. La figura de las empresas instaladoras va a continuar siendo vital en el asesoramiento a los usuarios afectados, del mismo modo que ocurrió en el primer dividendo digital.

FENIE, por su parte, trabajará conjuntamente con las asociaciones para que las empresas instaladoras estén informadas de las posibilidades que pueden ofrecer al usuario final para beneficiarse de las mismas.

Comentarios
Lo más