miércoles. 26.06.2019 |
El tiempo

NUEVO CARNET DE CONDUCIR

La DGT obligará a partir del 1 de julio a acreditar ocho horas de formación presencial para obtener el carnet de conducir

La DGT obligará a partir del 1 de julio a acreditar ocho horas de formación presencial para obtener el carnet de conducir
La DGT obligará a partir del 1 de julio a acreditar ocho horas de formación presencial para obtener el carnet de conducir

También se introducirán elementos audiovisuales en el examen, entre otras medidas. Está previsto que los cambios entren en vigor a partir del 1 de julio de 2019.

La Dirección General de Tráfico ha impulsado un Real Decreto por el que se modifica el Reglamento General de Conductores y en el que se plantean importantes modificaciones a la hora de obtener el carnet de conducir. El objetivo, tal y como indica, es mejorar la seguridad vial y reducir la accidentalidad.

Actualmente, el documento es un borrador, es decir, está en periodo de información y consultas para aportar alegaciones. Sin embargo, la fecha que contempla el Real Decreto para su implantación es el 1 de julio de este 2019.

En primer lugar, procuraran mejorar esa seguridad vial a través de la formación, ya que aseguran que la evidencia muestra que “en la accidentalidad intervienen más las actitudes que el propio desconocimiento de las normas”. Por ello, a partir de esa fecha, deberá acreditarse mediante certificación del director de la autoescuela haber recibido ocho horas de formación presencial. Con esto, el objetivo es limitar que los nuevos conductores se limiten a sacarse el permiso de conducción a través de cursos online o estudiando en casa.

El objetivo de esta formación, más que el aprendizaje de las normas, será la necesidad de adoptar conductas al volante de respeto hacia el resto de usuarios de las vías, impulsando valores que fomenten la convivencia y sensibilizar sobre las graves consecuencias que tienen los accidentes de tráfico y la responsabilidad del conductor en los mismos.

Así, la formación incluirá las siguientes materias: los accidentes de tráfico como un problema de salud pública; los jóvenes como grupos de riesgo; la velocidad, el alcohol, las drogas y los fármacos como factores de riesgo; las distracciones al volante y el uso del teléfono móvil; el uso de los sistemas de protección y el respeto a las normas de circulación.

Por otra parte, el procedimiento del examen será más exhaustivo. El número de preguntas en la prueba teórica continuará siendo un mínimo de 30 y un máximo de 50, aunque el cambio vendrá con la introducción de elementos audiovisuales en la prueba. Las preguntas podrán ir precedidas de la visualización de diferentes vídeos de posibles situaciones de tráfico.

El tiempo para responder será de un minuto por pregunta, aunque se podrá ampliar proporcionalmente al tiempo de duración de los vídeos. La calificación de estas pruebas continuará de la misma manera: los errores no podrán superar el 10%.

En el examen práctico, si no es superado a la primera, los alumnos deberán esperar un mínimo de 15 días para poder intentarlo de nuevo. Entre la segunda y tercera convocatoria el lapso de espera se alarga a 30 días, y en las posteriores el margen será de 20 días. Además, entre los intentos los alumnos tendrán que realizar mínimo cinco clases más para poder seguir adelante con el proceso.

Comentarios