jueves. 28.05.2020 |
El tiempo

NUEVO CARNET DE CONDUCIR

Los alumnos de autoescuela se muestran comprensivos, aunque prefieren poder elegir entre formación presencial u online

Los alumnos de autoescuela se muestran comprensivos, aunque prefieren poder elegir entre formación presencial u online
Los alumnos de autoescuela se muestran comprensivos, aunque prefieren poder elegir entre formación presencial u online

Entienden que cada persona debe optar por la formación presencial u online en función de sus necesidades, aunque ven con buenos ojos la obligatoriedad de recibir un mínimo de 8 horas de formación presencial.

La Dirección General de Tráfico trabaja en un Real Decreto que propone cambios a la hora de obtener el carnet, entre los que destaca la obligatoriedad de recibir al menos ocho horas de formación presencial para poder presentarse a la prueba teórica. Esto podría cambiar el paradigma de algunas autoescuelas, que en los últimos años han implantado la formación online dentro de sus opciones.

Este periódico ha consultado a algunas alumnas de autoescuelas para conocer su valoración de estos cambios y en qué manera puede afectar a las personas que actualmente se están sacando el carnet de conducir.

Lara es una joven de 20 años que estudia Comunicación Audiovisual y lleva dos semanas preparándose para la prueba teórica. En su caso, optó por acudir todos los días a las clases teóricas en la autoescuela, hacer test durante una hora al día desde allí y complementarlo con test desde casa.

Explica que, en su caso, al no tener exámenes en enero ha podido tener más tiempo para esta formación, “pero supongo que para una persona que esté trabajando a lo mejor le supone más problema”. Indica que los cambios que quiere introducir la DGT le parecen bien “porque son muy útiles”, aunque opina que “cada uno es lo suficientemente mayor como para saber lo que le conviene y lo que le va mejor para aprender”. Lara añade que las clases presenciales son muy útiles y que con ellas se aprende más rápido que haciendo test.

Rocío Rodríguez, por su parte, tiene 27 años y lleva seis meses preparando su examen, aunque debió dejarlo apartado durante algunos meses por la incompatibilidad de trabajar e ir a clase. En su caso también optó por ir a la autoescuela todos los días y hacer una hora de test desde casa a través de la plataforma online.

Indica que este método es bueno para ella: “Voy porque quiero a clase, me funciona bien porque me cuesta ponerme a ello, y así me auto obligo a ir y me es más fácil”. Sin embargo, coincide con la opinión anterior: “También entiendo que haya gente que por su trabajo o su vida familiar pueda venirle mal ir a clase”. Cree que complementar la plataforma online con las clases presenciales ofrece una formación completa para poder obtener el permiso de conducción.

Comentarios
Lo más