jueves. 21.03.2019 |
El tiempo

La Policía Nacional, obligada a actuar en Valorio tras un tenso partido de infantiles

La Policía Nacional, obligada a actuar en Valorio tras un tenso partido de infantiles

Amor de Dios y La Amistad se enfrentaban este sábado en Valorio en un duelo correspondiente a la Liga Infantil Provincial. Tras un duelo tenso en el que el árbitro recibió innumerables insultos y reproches, un aficionado salió corriendo para dirigirse en tono de reproche al colegiado. La Policía Nacional tuvo que mediar en la disputa.

Los campos de Valorio acogían este pasado sábado un interesante duelo que históricamente en las categorías de base suele estar rodeado de tensión. El Amor de Dios, líder, se medía a La Amistad, tercer clasificado. Son dos conjuntos de mucho potencial deportivo y entre los que existe una gran rivalidad desde hace años.

Tal y como se esperaba fue un duelo igualado que se decidió por la mínima. Un gol de Diego Herrera en el minuto 50 decantó la balanza para el Amor de Dios. Durante todo el partido, el colegiado sufrió insultos desde el sector de los aficionados y tras el encuentro, un aficionado fue corriendo y se dirigió a él en actitud de reproche, según han contado a zamora24horas fuentes presenciales. 

Ante eso, la Policía Nacional, que estaba en el campo dentro de sus labores de patrulla de seguridad ciudadana, actuó rápidamente para que la situación no pasara a mayores. Así, tras varios minutos de incertidumbre y de insultos, el colegiado hizo entrar en razón al aficionado, entrando incluso con él al vestuario.

El propio árbitro ha corroborado a este periódico los hechos descritos con anterioridad.

Estos hechos, aunque aislados en cuanto a la participación de la Policía Nacional para disuadir cualquier conato de violencia contra el colegiado, son más habituales de lo que parece. La mayor parte de las veces se quedan en reproches al árbitro desde la grada y en insultos impropios teniendo en cuenta la corta edad de los jugadores que participan en estos partidos.

Comentarios
Lo más