viernes. 22.02.2019 |
El tiempo

Baloncesto | Liga Femenina

Quesos El Pastor roza la proeza ante el líder

Quesos El Pastor roza la proeza ante el líder

Las zamoranas cuajaron uno de los mejores encuentros que se le recuerdan esta temporada en el Ángel Nieto. Las de Fran García tuvieron contra las cuerdas al todopoderoso líder de la Liga Femenina hasta bien entrado el último cuarto, cuando Girona, con más talento, decidió un choque que le costó más de lo que seguramente estaba previsto. Al final un más que honroso 61-67 que pese a ser derrota debe servir como buen punto de partida para las zamoranas de cara al tramo clave del campeonato.

Tuvo que sufrir y mucho el líder de la Liga Femenina en su visita al Ángel Nieto. Parecía un partido más que asequible para Girona teniendo en cuenta la mala racha del CD Zamarat y la semana convulsa que había sufrido la escuadra de Fran García con la marcha de Celia García y la lesión de Tamara Seda. Pero desde el principio se vio que el Quesos El Pastor no había salido a la cancha para pasar el trámite. Desde el inicio hubo intensidad, coraje, garra y un acierto de cara a canasta que otras tardes no había existido.

La escuadra naranja salió muy intensa en defensa, no dejando fluidez en el juego de Girona, y encontrando opciones tanto por dentro como por fuera. Esas buenas sensaciones se trasladaron a cada minuto y se llegaba al final del primer periodo con un igualado 15-17. La igualdad se mantuvo en el segundo cuarto. El CD Zamarat estaba cómodo sobre todo en la transición, jugando con inteligencia y muy seguro tanto en los pases como en el lanzamiento. Hubo un amago de Girona de romper el choque, pero Quesos El Pastor se agarró gracias al apoyo de la hinchada y a mantener la cabeza fría y volvía a meterse en partido. Llegaba el descanso con un 31-33 que hacía albergar esperanzas a la parroquia local.

Poco cambió el decorado en el tercer cuarto. Solo tres rotaciones en el CD Zamarat pero cada una asumía su rol al estar en pista, había solidaridad en cada acción, un extra pass para encontrar la mejor opción y lanzamientos bien seleccionados. El sí se puede se coreaba en la grada y se entraba en los últimos diez minutos con esperanza: 48-51.

En ese último parcial Girona tiró de talento para abrir una brecha de cinco o seis puntos que supo mantener, no sin temor y con un arbitraje desquiciante para las locales en algunas acciones, hasta entrar en los últimos dos minutos con un esperanzador 59-63. Para entonces, la grada se frotaba los ojos y sabía que aunque no se consiguiera la machada el trabajo estaba siendo enorme. Y efectivamente, la machada no llegó, pero el gran partido realizado debe servir como punto de inflexión para lo que llega a partir de ahora. Al final, un 61-67 que hizo ponerse en pie a todo el Ángel Nieto.

Comentarios
Lo más