sábado. 23.03.2019 |
El tiempo

La presencia de un perro suelto ‘potencialmente peligroso’ en la Aldehuela obliga a intervenir a la Policía

La presencia de un perro suelto ‘potencialmente peligroso’ en la Aldehuela obliga a intervenir a la Policía

Los perros calificados como ‘potencialmente peligrosos’ deben ir siempre atados y con bozal. En este caso la llamada se realizó por encontrarse un American Staffordshire terrier suelto y sin ese elemento de seguridad en la mandíbula. Los agentes localizaron a los dueños una vez se personaron en el lugar y tramitaron las diligencias pertinentes.

Este pasado domingo la Policía Local de Zamora recibía una llamada que alertaba de la presencia de un perro suelto en los parques de la Aldehuela. Según los alertantes, se trataba de un perro de los denominados ‘potencialmente peligrosos’ por lo que deben ir siempre en espacios públicos con correa y bozal.

Tras recibir el aviso, dos patrullas de la Policía Municipal se personaba en la zona en torno a las doce y media del mediodía para comprobar la veracidad de los hechos y efectivamente se percataron de la presencia de este perro a la altura de las pistas de fútbol sala al inicio del paseo de la Aldehuela. Tras comprobar que efectivamente paseaba sin bozal y libremente sin estar atado, localizaron a los dueños y les reclamaron la documentación del can. Después tramitaron las diligencias pertinentes.

Según los testigos presenciales consultados por zamora24horas en el lugar del incidente el perro era un American Staffordshire terrier, que efectivamente forma parte del listado de las especies catalogadas como peligrosas.

Un listado que conforman el pit bull terrier, staffordshire bull terrier, el ya mencionado american staffodshire terrier, rottweiler, dogo argentino, fila brasileiro, tosa inu y el dogo del Tíbet. Sin embargo, esta denominación no solo se limita a estas razas o sus cruces, sino que hay ciertas características que pueden adquirir esta condición. 

Estas características están contempladas en la segunda parte de la normativa: el Real Decreto 287/2002 de 22 de marzo. Tenencia de animales de la especie canina potencialmente peligrosos.

Comentarios
Lo más