domingo. 16.06.2019 |
El tiempo

Muere en el Hospital de Salamanca una joven estudiante que hace años fue sometida a exorcismos en Burgos

Muere en el Hospital de Salamanca una joven estudiante que hace años fue sometida a exorcismos en Burgos
Muere en el Hospital de Salamanca una joven estudiante que hace años fue sometida a exorcismos en Burgos

Los trabajadores de la residencia realizaron una llamada al Servicio de Emergencias 112 en las primeras horas de la tarde indicando que la joven se encontraba sin sentido en su habitación. Al lugar se trasladaron efectivos sanitarios en una UVI móvil y patrullas de la Policía Nacional, con el fin de investigar los hechos

Una joven de 22 años, estudiante de la Universidad de Salamanca, falleció el pasado lunes en el Complejo Asistencial de Salamanca, después de que fuera encontrada inconsciente en una residencia universitaria. Los trabajadores de la residencia realizaron una llamada al Servicio de Emergencias 112 en las primeras horas de la tarde indicando que la joven se encontraba sin sentido en su habitación. Al lugar se trasladaron efectivos sanitarios en una UVI móvil y patrullas de la Policía Nacional, con el fin de investigar los hechos.

La joven fue trasladada al Complejo Asistencial de la ciudad en estado grave, falleciendo finalmente allí. Fuentes consultadas por SALAMANCA24HORAS afirman que se trataría de una ingesta de pastillas, aunque se trata de determinar si se debió a una ingesta accidental o por los antecedentes de la muchacha. "Era una joven muy estudiosa, que se autoexigía mucho y que tomaba pastillas para concentrarse", han contado las mismas fuentes a este diario.

Y es que, según ha publicado en la mañana de este jueves, 21 de febrero, el Diario de Burgos, la fallecida en Salamanca es la misma joven burgalesa que recibió varias sesiones de exorcismo por parte de la Iglesia en Valladolid. De hecho, el Arzobispado de Burgos reconoció que la por entonces menor fue sometida a varias sesiones de exorcismo en Valladolid, con un exorcista "legítimamente nombrado" por su obispo, tras un intento de suicidio. La joven trató de suicidarse tras ser sometida con el beneplácito de sus padres, a trece sesiones de exorcismo.

El mismo periódico burgalés publicó también entonces que la denuncia la presentaron varios de sus tíos ante el Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Comisaría de Policía, que dio lugar a un intensivo procedimiento judicial que concluyó con el archivo y la decisión de la acusación particular de no volver a recurrir tras el segundo sobreseimiento del Juzgado de Instrucción número 2.

Ante la Policía Nacional, la joven fallecida en Salamanca, entonces menor de edad, declaró que en mayo de 2012 comenzó con “unos problemas de anorexia acompañados por problemas nerviosos de ansiedad” y que dejó de comer “por hacer penitencia", la misma razón que le llevó a realizarse “cortes en las muñecas”.

También afirmó que su madre y el grupo religioso de la Milicia de Santa María le obligaron a hacerlo. Al mismo tiempo, sus padres, según el relato de la joven en la comisaría de Burgos, interpretaron los ataques de ansiedad “como una posesión demoniaca”, algo que les había sugerido un seminarista estudiante de Teología, quien manifestó a sus progenitores que “tenía unos sueños en los que aparecía la joven siendo ahogada por un demonio”. 

Comentarios
Lo más