jueves. 21.03.2019 |
El tiempo

Las familias cargan contra el posible cierre de centros de Educación Especial: “La inclusión no es real”

Las familias cargan contra el posible cierre de centros de Educación Especial: “La inclusión no es real”

A pesar de que la Junta rectificó y confirmó que estos centros continuarán abiertos, las familias aseguran que seguirán “de frente siempre que quieran tocar la educación especial”.

La alarma saltó hace unos días cuando la Consejería de Educación comentó la posibilidad de cerrar los centros de Educación Especial, de manera que los padres puedan elegir el centro educativo ordinario para sus hijos para fomentar la inclusión. Mensaje que, ante las críticas, fue rectificado confirmando que estos centros seguirán abiertos.

Sin embargo, las familias de niños con necesidades especiales se han pronunciado al respecto entregando un escrito en las Subdelegaciones de cada provincia de Castilla y León, incluido en Zamora, mostrando su frontal oposición ante esta posible medida. Además, este sábado harán una marcha en Valladolid con el apoyo de familias de otras comunidades.

En concreto, en el manifiesto exponían que los centros de educación especial son una herramienta necesaria gracias a su modelo educativo que defiende la inclusión de los niños. Solicitaban también la dotación de medios a todos los centros para una educación inclusiva de calidad.

Explicaban que con esta medida, que calificaban de “globosonda”, no se tienen en cuenta las pluridiscapacidades de los alumnos, ya que los profesionales de centros de educación ordinaria no están preparados para atender estas necesidades. No solo en la preparación de sus profesionales, también en los medios, ya que de llevarse a cabo la medida, se debería dotar a todas las aulas para atender a los niños de educación especial, lo que supondría un gran impacto económico. A esto se sumaría la necesidad de tener en cada centro un médico, enfermera, terapeuta y cuidadores específicos.

Esto, explicaban, implicaría un presupuesto “supermillonario” para dotar a los centros ordinarios de todo lo necesario, por ello pedían más financiación y recursos para los centros de Educación Especial: “Estamos a muchos años de conseguir eso que ellos buscan”.

Y sobre la inclusión, detallaban que es en los centros de Educación Especial donde se trabaja realmente la inclusión de estos niños. Apuntaban que mientras la ciudad esté llena de barreras arquitectónicas, “la inclusión no es real”. “Si no tenemos ciudades adaptadas y ocio inclusivo no podemos hacerlo de golpe”, añadían. Concluían expectantes ante lo que ocurrirá en un futuro, aunque eso sí, se mostraban tajantes: “Nos van a tener de frente siempre que quieran tocar la educación especial”.

Comentarios
Lo más