miércoles. 20.01.2021 |
El tiempo

El adelanto electoral también afecta a las afamadas inauguraciones: Poco más de una semana para su fin

El adelanto electoral también afecta a las afamadas inauguraciones: Poco más de una semana para su fin
El adelanto electoral también afecta a las afamadas inauguraciones: Poco más de una semana para su fin

El 5 de marzo, con la disolución de las Cortes, quedarán prohibidos los actos de inauguración.

Es habitual ver en fechas cercanas a las elecciones las tradicionales inauguraciones de diversas mejoras en todos los ámbitos. Las instituciones apuran los plazos para poder estrenar sus proyectos antes de que llegue el momento en el que los ciudadanos introduzcan su voto en la urna.

Normalmente estas fechas están medidas. Las elecciones se celebran en un periodo de cuatro años, por lo que los proyectos se pueden definir en base a este tiempo. Sin embargo, en ocasiones pueden ocurrir situaciones como la actual, un adelanto electoral que coja por sorpresa y que complique el calendario final.

Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno, anunció que las elecciones generales tendrían lugar el 28 de abril, casi un mes antes de lo previsto para las municipales, autonómicas y europeas. Ello implicaba, también lo comentado, que el 5 de marzo se disolvería el Parlamento, tras el pertinente anuncio en el BOE, con lo que comenzaría a contar el periodo electoral.

Sin embargo, este día no solo tiene consecuencias para diputados y senadores, sino que también para los diferentes ayuntamientos y diputaciones. El 5 de marzo está marcado en el calendario como la jornada en la que ya no se podrán realizar actos de inauguración.

Proyectos como el Victoria Adrados o el propio paseo de Canalejas, de esta manera, culminarán posiblemente antes de elecciones aunque habrá que comprobar si se podrán inaugurar de manera oficial u oficiosa.

La Diputación puede convalidar decretos

Ese 5 de marzo se disolverán las Cortes Generales elegidas el 26 de junio de 2016 y sólo permanecerán en pie las Diputaciones Permanentes de las dos Cámaras, que son reflejo de la composición de los respectivos Plenos. Aquellos diputados y senadores que no formen parte de una Diputación Permanente, sea como titulares o como suplentes, perderán su condición de parlamentario y su aforamiento.

La Diputación Permanente del Congreso, además, tendrá capacidad para convalidar decretos ley del Gobierno mientras no se renueve la Cámara y se constituya un nuevo Pleno.

En ese decreto se detallará también el número de diputados y de senadores que se elegirán en cada provincia y en el caso del Congreso suele haber alguna variación puntual en función del censo electoral, aunque respetando la cifra global de 350 escaños.

Los electores, de vacaciones

Asimismo, la norma confirmará la duración de la campaña electoral, que arrancará a las cero horas del viernes 12 de abril y que concluirá a las doce de la noche del viernes 26. Es decir, se desarrollará en plena Semana Santa, ya que este año el 14 de abril es Domingo de Ramos, el 19 es Viernes Santo y el 22 es Lunes de Pascua, festivo en parte de España y fin de la operación especial de tráfico que cada año se organiza en estas fiestas.

Por último, el real decreto pondrá fecha a la constitución de las nuevas cámaras, que no tiene una previsión fija pero que, para dar tiempo a la resolución de los recursos, la proclamación oficial de resultados y la expedición de credenciales a los nuevos diputados, suele ser unos 23 días después de la jornada electoral.

Es decir, se calcula que el Congreso y el Senado se constituirán entre el 15 y el 23 de mayo, en plena campaña de las siguientes elecciones, las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo.

Comentarios
Lo más