viernes. 25.09.2020 |
El tiempo

Balonmano | Honor Plata

En casa no fallan

En casa no fallan

El Balonmano Zamora MMT Seguros vencía este sábado a Bordils (34-24) en un encuentro en el que salvo los primeros diez minutos el equipo de Leo Álvarez siempre estuvo por delante. Aunque en varios tramos los pistacho tuvieron pequeñas desconexiones, los catalanes no llegaron a acercarse a más de tres goles. Con esta victoria, los zamoranos siguen metidos de lleno en la pelea por la fase de ascenso.

Victoria balsámica después del duro varapalo en Palma del Río. El MMT Seguros sumaba este sábado dos puntos muy importantes en su regreso a casa. Y es que los pistacho siguen sin fallar en el Ángel Nieto, donde de momento no conocen la derrota en lo que va de liga. Este sábado el rival era Bordils, un rival directo en esa lucha por el play off. Un plantel como peso físico, pero muy versátil en su ataque. Precisamente los catalanes mostraron sus mejores virtudes en los primeros instantes. Diez minutos de mucho nivel visitante otorgaron las primeras ventajas a los de fuera, ante una defensa muy blanda del MMT Seguros.

El Balonmano Zamora parecía seguir acusando el golpe de Palma del Río y la afición, fría en el inicio, notaba un ambiente de incertidumbre. Pero pasados los diez minutos, el MMT Seguros ajustó la defensa y empezó a correr. Leo Álvarez apostó por un partido frenético, trepidante y muy vertical, para tratar de desgastar al equipo rival. Y poco a poco los zamoranos le fueron dando la vuelta al encuentro hasta coger incluso las primeras ventajas a base de buena defensa y de rápidas oleadas.

Llegaba el final del primer tiempo y el resultado era óptimo. 17-11 para los zamoranos con seis goles de renta y que espantaban diez minutos iniciales fantasmagóricos. El paso por vestuarios no sentó excesivamente bien a los de Leo Álvarez, que volvieron a salir fríos a la cancha. Bordils aprovechó ese salida timorata para recortar distancias y recortar la renta a solo tres goles de diferencia: 21-18. Parecía que había duelo, pero entonces los zamoranos se apoyaron en la velocidad de Ramiro para sumar tres goles consecutivos, que unidos a otro tanto de Octavio volvían a abrir brecha. 25-18. Máxima ventaja y media segunda parte todavía por delante.

En ese tramo, y pese a que Bordils trató de hacer la goma para mantenerse en partido, la realidad es que los zamoranos supieron devolver cada golpe. Ese intercambio no preocupaba en exceso al MMT Seguros, que con seis goles de renta tenía margen para encajar algún parcial en contra y aun así no sufrir. No hizo falta. Zamora mantuvo su nivel y Bordils no pudo en ningún momento sobreponerse y arrojó la toalla a falta de cinco minutos. 

Al final, un 34-24 que mantiene a los zamoranos metidos de lleno en la pelea por la fase de ascenso (vuelven a colarse en esas posiciones tras las derrotas de Cisne y Palma) y con la vista puesta en el próximo fin de semana en el que volverán a jugar en casa recibiendo a Ciudad Real.

Comentarios
Lo más