domingo. 22.09.2019 |
El tiempo

Vecinos denuncian focos de oruga procesionaria en varios puntos de Zamora

Vecinos denuncian focos de oruga procesionaria en varios puntos de Zamora
Vecinos denuncian focos de oruga procesionaria en varios puntos de Zamora

Numerosas alertas se repiten a diario de usuarios en las redes sociales ante la aparición de este insecto que puede provocar irritaciones peligrosas en animales y humanos.

Las temperaturas han bajado durante esta semana pero el inusual calor de las últimas semanas ha provocado que la oruga procesionaria se haya instalado en varios puntos de la provincia y capital zamorana.

De hecho, son muchos los mensajes que inundan las redes sociales de vecinos de varios puntos de la capital que piden precaución a los zamoranos, especialmente aquellos que cuentan con perros y niños pequeños, por la aparición de este insecto, cuyos pelos pueden provocar irritaciones en oídos, nariz y garganta en las personas, con el consecuente peligro que ello conlleva.

Así, en los últimos días se puede ver en numerosos parques este insecto, caracterizado por formar largas filas al enlazarse unas y otras, lo que la hace más visible. Principalmente la alerta se ha dado en el entorno del bosque de Valorio y en el parque de La Marina (lugar donde se han tomado las imágenes que ilustran esta información)

Las condiciones climáticas de las últimas semanas, con unas temperaturas inusualmente elevadas para esta época del año provocan una mayor actividad de este lepidóptero defoliador y acelera la eclosión de los nidos de orugas que afectan de forma agresiva a las copas de los pinos.

El Ayuntamiento ya ha realizado en fechas pasadas tratamientos fitosanitarios contra la procesionaria del pino. En concreto la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento ha llevado a cabo durante los últimos días de enero y primeros de febrero, por lo tanto en pleno invierno, la aplicación del producto para combatir esta plaga en los pinos de la ciudad, que habitualmente se realiza en el mes de abril, ya en primavera.

FOTOS: Idoia Requejo.

Comentarios