lunes. 16.09.2019 |
El tiempo

El feminismo vuelve a hacer historia en Zamora en un multitudinario 8M

El feminismo vuelve a hacer historia en Zamora en un multitudinario 8M
El feminismo vuelve a hacer historia en Zamora en un multitudinario 8M

La cifra de participantes se ha incrementado hasta casi duplicar la del pasado 2018.

Zamora ha hablado, y lo ha hecho con una sola voz: la del feminismo. Independientemente de las distintas asociaciones, sindicatos o edades, el mensaje estaba claro. La lucha por la igualdad entre hombres y mujeres ha tomado la palabra en boca de los 8.000 participantes en esta movilización ya catalogada de histórica. la comitiva partió de la plaza de la Constitución en una ruta en la que poco a poco se iba haciendo notable el amplio número de participación.

Una marea morada por las calles que iba creciendo a su paso hasta convertirse en una cifra que superó las expectativas tras una mañana de movilizaciones con una participación inferior a la del pasado año. Pese a ello, Zamora volvió a hacer historia en un 8M que quedará para el recuerdo con la vista puesta en futuras movilizaciones con el objetivo de que las futuras generaciones las estudien, pero no tengan que vivirlas.

Asociaciones feministas, sindicatos y población en general han caminado juntos en torno a la lucha por la igualdad y la libertad de las mujeres. De igual a igual sin importar la edad o el grupo representativo, la manifestación avanzaba por las calles hasta llegar a una Plaza Mayor que se quedaba pequeña. Un total de 8.000 participantes, contabilizadas por las dimensiones de la plaza y por fuentes policiales, se agruparon para dar lectura al manifiesto.

La igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos, la libertad de las mujeres a ser libres a cualquier hora del día y en cualquier calle fueron las dos premisas más repetidas en esta tarde de reivindicaciones. Un año más, Zamora ha escrito un capítulo multitudinario en la historia de la lucha feminista con el objetivo de que los hijos de esos 8.000 zamoranos puedan vivir sin necesidad de seguir sumando capítulos a la lucha, pero sí escribir la historia de la igualdad real.

Comentarios
Lo más