sábado. 16.11.2019 |
El tiempo

Universidad

Ricardo Rivero deja la puerta abierta a un nuevo plan de estudios de la Facultad de Medicina y manda un mensaje “de garantía” a los estudiantes

Ricardo Rivero deja la puerta abierta a un nuevo plan de estudios de la Facultad de Medicina y manda un mensaje “de garantía” a los estudiantes
Ricardo Rivero deja la puerta abierta a un nuevo plan de estudios de la Facultad de Medicina y manda un mensaje “de garantía” a los estudiantes

El rector de la Universidad de Salamanca ha comprometido a aprobar en el Consejo de Gobierno del mes de abril las medidas oportunas para que el alumnado pueda “preparar el MIR en las mejores condiciones”, pero no confirma que puedan volver a inscribirse de 72 créditos en primera matrícula.

“Nos hemos comprometido a llevar al Consejo de Gobierno de abril el acuerdo que proteja la mejor formación de los estudiantes de Medicina y su derecho a poder preparar el MIR en las mejores condiciones”. Así lo ha asegurado el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Gobierno de este mes de marzo.

De hecho, el rector ha detallado que, antes de este Consejo de Gobierno, ha mantenido una reunión con el decano de la Facultad, Francisco Javier García, para agradecerle el esfuerzo que está realizando “y su responsabilidad gestionando el proceso” en la que se ha comprometido a que los estudiantes puedan preparar en mejores condiciones el MIR manteniendo, eso sí, su formación.

Precisamente, para asegurar todo eso, durante el mes de abril espera mantener reuniones de trabajo tanto con la Delegación de Estudiantes de Medicina como con el Decanato para poder aprobar las medidas oportunas en el Consejo de Gobierno de ese mes.

Para ese objetivo de preparar en condiciones el MIR, Ricardo Rivero cree que se debe encontrar una organización de las asignaturas de los diferentes cursos para que se puedan cursar de manera simultánea, algo que es “un encaje de bolillos” puesto que muchos estudiantes están teniendo problemas de coincidencia de horarios y de disponibilidad de espacios.

Por tanto, y para que se cumplan todas las normas (especialmente la de los seis años de permanencia en los estudios de Medicina), deben lograr que horarios y asignaturas de distintos cursos sean compatibles, por lo que “trabajarán en detalle con los estudiantes”.

Sin embargo, no confirmó de manera clara que el alumnado pueda volver a inscribirse en primera matrícula de 72 créditos ECTS, como hasta ahora y emplazó a las reuniones de trabajo con los responsables académicos de la Facultad porque “si no se pueden cursar (las asignaturas) porque no son compatibles, no arreglamos nada”.

Un nuevo plan de estudios de Medicina a medio plazo, pero medidas a corto para resolver la composición

Las medidas que se aprobarán en el mes de abril estarán destinadas a que las condiciones sean mejores, no peores, prosiguió Ricardo Rivero, quien rechazó a que ocurriera lo que sucedía antes donde algunos estudiantes se matriculaban en muchos créditos “pero no podían asistir a todas las asignaturas”.

Ese problema ha de resolverse con una “compatibilidad real” a la hora de matricularse y seguir diferentes cursos académicos, un aspecto que es “más complejo que como se pretende simplificar, en números académicos”. El crear un escenario en el que el alumnado tenga una oportunidad real de simultaneidad “no es fácil”, insistió el rector, porque se depende de la disponibilidad de los docentes, de los espacios y de los horarios, porque “son muchos cursos”.

Así, las medidas a corto plazo buscarán resolver esa composición para que los estudiantes puedan tener “una mejor formación y preparación del MIR”, ya que “el Rectorado es sensible a esa necesidad”. Trabajar para alcanzar una organización correcta de las asignaturas para que ambos objetivos sean compatibles es la idea que se desarrollará durante este mes.

Pero nuevamente no concretó si esas medidas pasan por volver a la normativa de matriculación de 72 créditos ECTS, ya que “no es sólo cuestión de créditos matriculables para reducir el número de créditos en sexto”, sino de “trabajar en compatibilidades horarias y asignaturas simultáneas”. En definitiva, “no sólo cuantos créditos, sino de cómo organizaqmos que puedan realizar créditos de cursos diversos”.

A medio plazo, Rivero no descarta cambiar el plan de estudios de Medicina, algo que “no está en cuestión” y en lo que él está de acuerdo, por lo que en el futuro se trabajará para que se sigan formando “excelentes profesionales.

Por último, mandó un mensaje de agradecimiento a la Facultad y “de garantía” a los estudiantes, asegurándoles que están trabajando “para que puedan prepararse el MIR en las mejores condiciones”. “Que todos colaboren a conseguir ese objetivo”, sentenció el rector.

Comentarios