viernes. 19.07.2019 |
El tiempo

Los regantes piden que la política hidrológica se transfiera de Transición Ecológica al Ministerio de Fomento

Los regantes piden que la política hidrológica se transfiera de Transición Ecológica al Ministerio de Fomento
Los regantes piden que la política hidrológica se transfiera de Transición Ecológica al Ministerio de Fomento

El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE), Andrés del Campo, ha reclamado al próximo Gobierno que resulte elegido en las elecciones generales del 28 de abril que transfiera las competencias de la política hidrológica desde el Ministerio para la Transición Ecológica, donde residen en la actualidad, al Ministerio de Fomento.

La propuesta de este cambio que plantean los regantes se basa en que el objetivo de la política hidrológica actual, en su opinión, debe ser sacar adelante un nuevo Plan Hidrológico Nacional y ejecutar las acciones de infraestructuras necesarias previstas en los distintos planes de cuenca, tales como obras de regulación y modernización y gestión de la demanda para optimizar el consumo.

Fenacore estima que el agua ha ido perdiendo relevancia en la agenda política y lamenta que en las últimas legislaturas estas competencias han pasado por varias carteras ministeriales sin que se hayan logrado avances reales en la ejecución de actuaciones necesarias para garantizar todos los usos.

De este modo reclaman un Ministerio "con mayor capacidad inversora" como el de Fomento, responsable de construir y gestionar grandes infraestructuras nacionales.

Por eso, este planteamiento requiere de un ministerio con mayor capacidad inversora, propio del responsable de la construcción y gestión de las grandes infraestructuras nacionales, como es Fomento. Así, al igual que ha habido grandes planes estatales de carreteras o de infraestructuras ferroviarias para hacer frente al aumento de las demandas, es momento ahora de ejecutar una planificación hidrológica adecuada que consolide a España como un país maduro hidráulicamente y preparado para el cambio climático.

Incluso esta "separación de poderes" otorgaría más independencia y coherencia a la política de aguas. De esta forma, aunque el actual Ministerio de Transición Ecológica mantuviese las competencias sobre la evaluación ambiental de las actuaciones relacionadas con el agua, las de su impulso y desarrollo deberían corresponder a Fomento, ya que si ambas competencias comparten cartera son "a la vez juez y parte", afirma Del Campo.

En este contexto, recuerda que las Confederaciones Hidrográficas ya estuvieron adscritas a Fomento, cuando se llamaba Obras Públicas, por lo que considera que la reordenación competencial que proponen permitiría recuperar las funciones históricas de las confederaciones hidrográficas de gestión y ejecución de obras hidráulicas.

En su opinión, la gestión del agua requiere, al igual que cualquier otro tipo de infraestructuras, una organización "mentalizada y preparada técnicamente" que, "lamentablemente" se ha visto "descolocada en las últimas legislaturas".

"Estarían mejor adscritas de nuevo a Fomento, donde ya han demostrado su eficacia en la ejecución y explotación de las grandes infraestructuras hidráulicas de este país", ha insistido.

Comentarios