Semana de trabajo tras empate. Lo hemos afrontado, como todos los partidos. El lunes lo analizamos, para ver los errores. Es verdad que pudimos y debimos ganar por ocasiones y por lo que hicimos, pero estamos bien.

Pocos puntos ante rivales de arriba. Creo que no cuesta, sino que todos los partidos son difíciles. Ahora los rivales de abajo se juegan más cosas. Creo que ante los de arriba hemos hecho buenos partidos. Es verdad que los resultados no han acompañado contra los de arriba, pero no hemos sido inferiores a nadie.

Siete victorias.
Los rivales que están ahí ponen las cosas difíciles. El reto que tenemos es ganar lo máximo y más que fijarnos en el rival nos fijamos en nosotros para ganar los siete partidos siguientes. La responsabilidad es ganar los siete partidos, afrontarlos lo mejor posible para acortar distancias con la Arandina y ser campeones.

Situación del vestuario. Estamos más unidos que nunca, más convencidos, hay un grupo muy unido y no estamos mal.

Posibilidad de volver al once. Hay compañeros que están ahí y que también tienen opciones. Lo mío es entrenar para ponerlo difícil al entrenador, y si tengo la suerte de entrar pues mejor. Me desenvuelvo bien en los laterales aunque es verdad que mi posición es la de central.

Bupolsa. En la primera vuelta fue 3-0. Han cambiado de entrenador, es un equipo menos asociativo, ahora son más directos y pondrán las cosas muy difíciles, sobre todo en su campo que es hierba artificial y nos costará un poco más.

Comentarios